Fútbol lInternacional

Innovador en el corazón de Egipto

  • Óscar Elizondo, un argentino afincado en Chiclana, ha exportado su papel de analista al Al Ahly, el equipo más laureado de África · Este entrenador nacional trabaja para un club que cuenta con 110.000 socios

En medio de una situación convulsa que lleva tres meses afectando a Egipto, hay un argentino que tiene raíces en Chiclana que sigue rebasando fronteras dentro del fútbol en su novedoso papel de analista. Se trata de Óscar Elizondo Ferreyra, de la Córdoba argentina, que acaba de cumplir 52 años. Sería un trotamundos más de no ser por la huella que deja su labor, que ahora está calando en el corazón balompédico egipcio por su innovador papel de analista.

Óscar Elizondo, licenciado en Educación Física y entrenador nacional, trabaja desde el pasado 4 de enero en el Al Ahly, el club más laureado de El Cairo, Egipto y África. De hecho fue elegido como el mejor equipo africano del siglo XX. Tiene la friolera de 110.000 socios, pero sus seguidores y simpatizantes se cuentan por millones.

Manuel José de Jesús, conocido entrenador portugués, es la persona que ha apostado sus conocimientos y confianza al analista chiclanero de adopción. Manuel José es un clásico en el fútbol luso por haber entrenado al Sporting, Benfica, Boavista u Os Belenenses, entre otros. Y, como no, por ser el descubridor de Luis Figo, un dato del que no le gusta hablar ni presumir. Cuando se lanzó a la conquista del fútbol internacional adoptó la figura del analista, que encarna a la perfección Óscar. Ambos han estado de la mano en las selecciones de Angola y Arabia Saudita. Con la primera, realizó un buen papel en la Copa de África 2010. Antes, Óscar estuvo tres años en Portugal; en el departamento de analistas del Benfica y en el Os Belenenses. Esto sin olvidar la histórica etapa en el Olhanense, que regresó a Primera tras 25 años de ausencia.

El salto al fútbol egipcio se produjo en enero pasado, poco antes de que el país explotara contra Hosni Mubarak y la vida se detuviera en las dos orillas del Nilo. Seguramente ha sido el análisis más complejo que ha tenido que realizar. Evaluar los sentimientos de millones de personas que se echaron a la calle en defensa de la dignidad de los derechos de un país que cuenta con más de 80 millones de habitantes. "La revuelta empezó de forma pacífica. Era incluso bonita. Cuando intervino la Policía empezaron las historias feas y durante algunos días regresé a Chiclana".

Desde que se produjo la macropresentación del nuevo cuerpo técnico del Al Ahly, a Elizondo le ha cambiado la vida por cualquier lugar de El Cairo. "La gente es increíble, te para por la calle y te pide fotos. La pasión por el fútbol es bestial", explica. Manuel José cumple su tercera etapa en el prestigioso equipo egipcio y Elizondo sabe que la exigencia es máxima. "El objetivo es ganarlo todo: Liga, Copa y la Liga de Campeones de África", para lo que el Al Ahly cuenta con la base de la selección nacional.

El analista argentino afincado en Chiclana tiene un contrato de año y medio de duración, pero su intención "es seguir por más tiempo salvo que salga algo mejor". Y no le asusta seguir la ruta de Willy Fog: "Salí de casa con dieciocho años. Tengo facilidad para adaptarme a otras culturas y dispongo de un buen control de varios idiomas", las tres claves para ser feliz lejos de los suyos. Ve en Manuel José a todo un ídolo "del que no se para de aprender". "Es una institución en Portugal y tiene mucha personalidad; algo así como le sucede a Luis Aragonés. Da gusto hablar con él de fútbol".

Óscar ha tenido tiempo para ver de todo en la faceta más exótica del fútbol árabe -"recuerdo un delantero que tenía diez coches"- y admite que al Al Ahly "le llaman el Barcelona de África". "Guardiola es un ídolo en Egipto". Y explica el sentido de crear la figura de los analistas, desconocida en el club egipcio antes de su llegada. "Los departamentos de analistas están para trabajar con la materia prima del propio club. Aquí (en el Al Ahly) hay mucho talento pero hay que saberlo llevar y explotar".

Su presencia durante largas temporadas en Chiclana, donde también aportó sus conocimientos al fútbol base, le permiten hablar de la situación actual del Cádiz. Lo hace sin tapujos. "En Cádiz y localidades cercanas hay grandes talentos, buenos jugadores. Pero si el club principal de la zona lleva una dinámica mala, es complicado. La política del Cádiz acumula años sin ser acertada y es muy triste verlo en Segunda B". Palabra de argentino con rasgos egipcios y acento chiclanero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios