Fútbol l Tercera División

Impugnación triple del partido del Industrial

  • Marinaleda, Peñarroya y Coria, entre los cuatro últimos, reclaman una sanción

Incomparecencia o alineación indebida. He ahí la cuestión. Marinaleda, Peñarroya y Coria, tres de los cuatro últimos clasificados, han presentado ante el Comité de Competición de la Federación Andaluza un escrito en el que exponen expresamente la alineación indebida en la que incurrió el Jerez Industrial ante el Pozoblanco el sábado. Sin embargo, lo más probable es que se determine que el club industrialista incurrió en realidad en una incomparecencia. La diferencia no es baladí. En caso de alineación indebida, se respetaría el resultado (0-5) pero no se le restarían tres puntos al equipo. La incomparecencia sí tiene este segundo castigo.

Atendiendo a los antecedentes, el caso más cercano es el del Cerro Reyes, del grupo I de Segunda División B. El conjunto pacense jugó con diez juveniles y un cadete en la jornada 21ª frente al Vecindario. Competición determinó que hubo incomparecencia en base al artículo 77.5 del Código Disciplinario de la RFEF: "Se considera incomparecencia si celebrándose el partido no son suficientes los jugadores en los que concurren las condiciones o requisitos reglamentariamente establecidos con carácter general'.

La multa para el club que incurre en una inccomparecencia es de 3.006 a 12.021 euros.

Juan Manuel Delgado, presidente de la gestora del Industrial, apuntó que el club presentará sus alegaciones basando su defensa en que "nos presentamos por no adulterar la competición".

En cuanto a las sanciones, se impone un partido de castigo a Álex Expósito (At. Sanluqueño), Rubén Pazos (At. Sanluqueño), May (Algeciras), José Manuel (Córdoba B), Manolo Barba (Ayamonte), Bonaque (Recreativo B), Peli (Recreativo B), Bibi (Los Barrios), Fran Cruz (Córdoba B) y Capi (San Fernando).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios