Fútbol | Tercera RFEF

Cuarta derrota consecutiva para el Conil

  • Los amarillos caen 4-1 en Lucena, a pesar de adelantarse en el marcador en el minuto 12

Ataque de los celestes en el área conileña.

Ataque de los celestes en el área conileña.

El Conil sigue en dinámica descendente después de la clara derrota en su visita a Lucena (4-1). Los amarillos estuvieron muy enchufados en el primero periodo, si bien el paso de los minutos en la segunda parte acabó por marcar la diferencia clasificatoria entre uno y otro. Se trata de la cuarta derrota consecutiva del conjunto que dirige Simón Carro.

El balón parado era uno de los principales argumentos con los que llegaba el Conil a este encuentro, un arma de la que sacó partida en el minuto 12. Fue a la salida de un córner que Revi tocó con la cabeza lo suficiente para poner en ventaja a los suyos.

Tan solo un minuto después, el Ciudad de Lucena reaccionaba gracias al acierto de Joao Paulo con todo a su favor después de que un defensa visitante rechazara bajo palos el intento de Zequi tras burlar al arquero rival. El Ciudad de Lucena apretaba en busca del empate. Jugadores como Joao Paulo, Rubén Navas o Mario Ruiz, que encontró portería pero su gol fue anulado por fuera de juego, asumieron el protagonismo en ataque.

Tras el paso por los vestuarios, el partido se quedó en tierra de nadie mientras el Ciudad de Lucena se encontraba con dificultades para sorprender a su adversario y crear ocasiones. Ante este escenario, el técnico local movió el banquillo y dio entrada Miguel Espinar, Carlos García y Nacho Lerech, tres jugadores claves para desatascar el choque.

En el minuto 75, Zequi Díaz protagonizó una gran galopada por banda derecha para asistir a Miguel Espinar, que una vez más salió el rescate de su equipo con un golpeo de balón con el pecho para consumar la remontada. Aún así, la reducida diferencia en el marcador obligó a los celestes a no dormirse y buscar el tanto de la tranquilidad. Lo hizo Nacho Fernández al resolver ante Fran Sánchez.

El colofón final lo puso Carlos García con un formidable lanzamiento de falta al borde del área que entró por toda la escuadra para poner el 4-1 y dejar sin posibilidad de reacción al Conil, que en esa acción se quedó con un jugador menos tras el agarrón de Fran Paul a Miguel Espinar cuando se disponía a encarar al guardameta.

El choque estaba sentenciado con un castigo quizás excesivo para los conileños a tenor de sus buenos momentos dentro del duelo, pero en esta ocasión sufrió la pegada de un adversario llamado a pelear el ascenso a Segunda RFEF.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios