Fútbol sala | Entrevista Cordero, gaditano y mejor árbitro del mundo: "Mi próximo objetivo es ir al Mundial"

  • El portuense reconoce que el galardón lo recibió "con tremenda sorpresa y un gran orgullo a nivel personal". 

Juan José Cordero es árbitro internacional FIFA desde enero de 2014.

Juan José Cordero es árbitro internacional FIFA desde enero de 2014. / RFAF

Juan José Cordero Gallardo es un árbitro de fútbol sala con casi 42 años de edad y 28 de experiencia ejerciendo esa labor. El portuense ha llegado a pitar numerosos partidos y finales de Liga, Copa y Supercopa además de varios encuentros de Eurocopa. Empezó en este mundillo con apenas 14 años en las pistas al aire libre de El Puerto. Gracias a su padre, que desempeñaba la misma tarea y lo llevaba desde muy joven a ver los partidos que arbitraba, Juan José decidió probar suerte durante un verano y desde entonces no ha dejado de arbitrar y de disfrutar con esta profesión.

Desde que se inició en el fútbol sala, arbitrando en las categorías base a niños pequeños, fue subiendo poco a poco. Desde prebenjamines a juveniles pasó a ser árbitro local, compaginándolo con cronometrador, ya de categoría sénior, a nivel local. Durante su sexto año de trabajo dio el salto a la Federación como árbitro provincial y como local de categoría sénior. A continuación dirigió durante tres años en la actual Segunda División B (Tercera A por aquel entonces), subió a Segunda (categoría de plata) y ya en 2003 hizo en Lorca el curso de ascenso a División de Honor, la que hoy en día se conoce como Primera División.

El portuense recuerda ese momento como "uno de los más bonitos de mi vida, porque significó culminar una meta después de trabajar durante 11 años para conseguirlo". Llegar a la élite del fútbol sala fue para Juan José un gran hito. "Aún guardo mi clasificación y la lista definitiva que supuso lograr el ascenso", rememora Cordero.

Tras todos esos pasos y esos años de duro esfuerzo, el colegiado logró también otra meta: llegar a ser árbitro internacional. Durante el verano de 2013 se hizo la propuesta para nombrarlo como tal y fue en diciembre de ese mismo año cuando le comunicaron la decisión final. Desde enero de 2014, Juan José Cordero está autorizado para dirigir encuentros internacionales. "Fue un gran paso, una gran responsabilidad y, por supuesto, una gran alegría. Era una meta difícil porque solo somos cinco españoles los que estamos ahí", asegura el gaditano.

"El ascenso a máxima categoría es de los recuerdos más bonitos de mi vida, significó culminar una meta después de 11 años de trabajo para conseguirlo"

Juan José suma 17 temporadas pitando en Primera División. En tanto tiempo, solo recuerda una lesión grave que sufrió en la temporada 2009-2010, cuando tuvo un esguince en el tobillo derecho con posterior derrame arterial, lo que le impidió arbitrar durante todo ese curso. "Tuve recaída y fue un proceso complicado, pero después de seis meses, tras muchas pruebas, rehabilitaciones y fisios, volví a entrenar y pude pasar las pruebas físicas para volver al arbitraje", evoca Cordero.

Ese episodio no le hizo más que volver con más fuerza, y es que después de tantas temporadas el referí no ha perdido ni un ápice de ilusión. Asegura que mantiene "el nerviosismo de partidos y concentraciones importantes y, si la suerte me acompaña, aún me quedan tres años de recorrido. Mi próximo objetivo es pitar el Mundial, que iba a ser esta temporada pero de momento se ha aplazado".

Además, hace un par de años recurrió a un entrenador personal de atletismo para evitar este tipo de lesiones graves: "Cuando me fui haciendo mayor le tuve que pedir ayuda y es el que me hace los cuadros de entrenamiento. Trabajamos mucha resistencia, velocidad y fondo físico, desplazamientos laterales y hacia atrás, todo muy enfocado a las demandas de las pistas de fútbol sala, que son de 40x20".

Gracias a su larga trayectoria, el colegiado de El Puerto ha podido disfrutar de un sinfín de jugadores y diferentes partidos que mantiene en su memoria. Afirma que, respecto a los deportistas de su especialidad, los más destacables de los primeros años de su carrera fueron Paulo Roberto, Schumacher y Lenisio y, en la actualidad, resalta dos grandes nombres: "Ricardinho y Ferrao, estando yo en la pista, son los que más me han impactado por su nivel deportivo, técnico y físico".

En lo que se refiere a los encuentros más importantes de su carrera, subraya dos: "Los que recuerdo con más cariño son la final de la Copa de España entre Barcelona y Valdepeñas, porque era en Andalucía y mi familia estaba en la grada, y la Eurocopa 2018 entre Eslovenia e Italia. El más complicado, seguramente, la final de Copa de España en 2014 entre ElPozo Murcia y el Movistar Inter, que fue un partido muy difícil en todos los niveles".

Como recompensa a sus méritos, el pasado 25 de marzo Juan José Cordero fue elegido mejor árbitro del mundo de fútbol sala en 2019 por la revista especializada Futsal Planet, a través de la votación de entrenadores, jugadores y directivos de todo el mundo. Es el tercer español que lo consigue en la historia y el portuense está feliz por la hazaña. "Lo recibí con una sorpresa tremenda, sobre todo la nominación. No era un objetivo que tenía en mente y estar entre los mejores del mundo fue inesperado. A nivel personal es un tremendo orgullo para mí, por mi padre y todos los que me han apoyado en mi vida arbitral y me han dado tantos consejos. A nivel colectivo, satisfecho por la Federación Española, la Andaluza y la Gaditana, por la Comisión Técnica Nacional de Árbitros de Fútbol Sala y por todas las personas que ayudan a confirmar con todo esto el potencial del arbitraje español".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios