Fútbol | División de Honor

El Chiclana CF empata y convence (1-1)

  • Bono le sale rentable al Espeleño al igualar con su único tiro a puerta.

Crespo controla el balón mientras busca un pasillo por el que avanzar. Crespo controla el balón mientras busca un pasillo por el que avanzar.

Crespo controla el balón mientras busca un pasillo por el que avanzar. / A. ALBA

El Chiclana se estrenó con tablas en su primer partido de División de Honor frente a uno de los conjuntos que, a priori, van a estar en la lucha por el ascenso, el Atlético Espeleño. Los blancos saltaron al campo con determinación y enfrentándose de tú a tú, en lo que luego se resumió como un dominio absoluto del balón y las ocasiones.Y tras varios avisos de Crespo y Pablo, con sendas inernadas y remates fuera, llegó el primer tanto. El conileño, perseguido por tres rivales, se la entregó a Dani Fornell (inmenso ayer) en la frontal del área, éste tiró por el interior, Sillero no la blocó bien y un pícaro Pablo se giró por completo para ponerla al fondo de la red. ¡Qué obra de arte nada más empezar la liga!

El zarpazo en la cara que acababa de recibir un recién descendido y habitual de Tercera División le sirvió para despertar del letargo inicial y empezar a penetrar en campo contrario. Pero Christian Moreno, una de las últimas incorporaciones y por el que Lupi decidió apostar de inicio, deslumbró a propios y extraños en el minuto 35, cuando robó la pelota en su terreno, se zafó de varios rivales por la banda y llegó hasta la cocina; donde la colgó para Josemi Caballero que, lamentablemente, no chutó con la fuerza deseada.

Justo tres minutos después el nuevo jugador de los cordobeses, Bono, le hizo honor a su nombre y le salió bastante rentable, pues su remate a bocajarro en línea de gol supuso las tablas en el marcador, resultado con el que se llegaría al final del partido.

No hubo tregua tras el paso por vestuarios, pues ambos conjuntos querían romper el empate a su favor lo antes posible. Pero en los primeros minutos de la segunda parte el encuentro se enturbió y el Espeleño acabó con diez, tras la expulsión de Óscar y de su técnico. Todavía faltaba media hora por delante pero el supuesto coco estaba herido de muerte, tanto que el de Bono al empatar fue el único disparo del equipo visitante en todo el partido. En el otro lado, el Chiclana sacó toda la artillería, con un destacado Marcos, y llevó la batuta construyendo desde atrás y tuvo numerosas ocasiones para que el marcador hubiera sido más abultado. El meta Sillero tuvo su mejor día y salvó a su equipo de salir trasquilado de un Municipal al que el empate le supo a poco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios