Fútbol sala | Segunda División B El Cádiz CF Virgili se adjudica el derbi en Jerez

  • La seguridad defensiva, clave del triunfo amarillo (1-3) en un pabellón repleto.

Los capitalinos celebran el triunfo en el vestuario del pabellón jerezano. Los capitalinos celebran el triunfo en el vestuario del pabellón jerezano.

Los capitalinos celebran el triunfo en el vestuario del pabellón jerezano. / Cádiz CF Virgili

El Cádiz CF Virgili se impuso (1-3) en el derbi gaditano de la Segunda División B de fútbol sala, basando su triunfo en un impecable trabajo defensivo que en ningún momento pudo desmontar el Xerez DFC en el pabellón Ruiz-Mateos

Con el pitido inicial, el conjunto de Jerez tomó el control del juego obligando a los amarillos a meterse en su área. A pesar del dominio azulino, la primera ocasión de gol la puso Andresito a los 5 minutos de juego, al que respondió Manuel con una buena estirada. Segundos después, Antoñito entraba por banda y Álex tenía que estirar la pierna izquierda para evitar el gol local.

El partido era un espectáculo dentro y fuera de la cancha. El peligro era constante en las dos áreas y ambos porteros se tenían que emplear a fondo para que se mantuviera el 0-0. A los 13 minutos, en una jugada amarilla, Felipe metió una perfecta diagonal a Andresito y en la salida de Manuel, con un toque sutil, el goleador cadista puso el 0-1. Contra corriente, los pupilos de Juan Carlos Gálvez metieron una marcha más y gozaron muy pronto de dos magníficas oportunidades de empatar.

La segunda parte la inició el conjunto amarillo con la importante baja de Andresito, que minutos antes de finalizar el primer tiempo se dobló un tobillo y quedó KO para continuar. El juego se inició con un Xerez DFC volcado en busca de la igualada. Los amarillos se defendían con orden y su rival no hacía daño a Mota. 

A los 24 minutos, Iván perdió el control en la zona central y la contra local la cerró Paquito poniendo las tablas en el marcador. Los de Gálvez querían más ante un público que les daba alas, pero en una contra cadista Óscar Moguel, por bajo, colocó el 1-2

Con 14 minutos por delante, los amarillos se atrincheraron en su parcela con un Mota que era un muro. Los locales lo intentaban de todas las maneras pero sin encontrar un hueco, a la vez que sufrían unas contras amarillas que tenían veneno. En el minuto 32, en una contra amarilla Parra metió un golazo. Eslalon por banda derecha para sacarse un zapatazo que llevó el cuero por la escuadra al fondo de la red.  Durante los últimos cinco minutos, el Xerez DFC jugó con Adri Gaona de portero-jugador. La superioridad numérica no consiguió su fin, llegándose al final con triunfo amarillo. 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios