FÚTBOL l Liga adelante

Dos de dos para los dos

  • El filial azulgrana se instala en la zona noble a costa de un Xerez que se hunde

barcelona b: Oier, Montoya, Fontàs, Sergi Gómez, Muniesa, Oriol Romeu (Saúl, 68'), Sergi Roberto, Jonathan Dos Santos, Carmona, Jonathan Soriano (Edu Oriol, 80') y Nolito (Rubén Rochina, 89'). xerez: Lledó, Redondo, Lombán, Moreno, Mendoza, Barber, Capi, Óscar Díaz (Pablo Redondo, 64'), Capdevila (Raúl Llorente, 82'), Antoñito (Héctor Font, 46') y Mario Bermejo. Árbitro: Prieto Iglesias (navarro). Amonestó a Héctor Font, Montoya, Redondo, Capi, Pablo Redondo y Llorente. Goles: 1-0 (3') Soriano. 1-1 (44') Mario Bermejo. 2-1 (75') Saúl. Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada de la Segunda división, disputado en el Miniestadi del FC Barcelona, ante unos 7.000 aficionados, en una noche calurosa.

El filial del FC Barcelona volvió a desplegar un gran juego que al final le reportó una nueva victoria en la segunda jornada, después de imponerse al Xerez, que se hunde en la clasificación sin haber puntuado, mientras que los azulgranas se sitúan en lo alto de la tabla.

El Xerez llegó a Barcelona con la satisfacción de haberse sobrepuesto en la Copa, tras el varapalo de la semana pasada en Chapín. Tal como transcurrió la primera parte en el Mini, la goleada contra el Cartagena hubiese quedado en un hecho normal, ya que los de Javi López sufrieron un verdadero baño de fútbol con clarísimas oportunidades ante la meta de Francisco Javier Lledó, sorprendentemente bajo los palos.

Sólo el gran gol de Bermejo en el 44, tras realizar un gran giro en la frontal y sacarse un espléndido disparo contra el que nada pudo hacer Oier, maquilló un primer tiempo en el que el fútbol y las ocasiones las pusieron los locales.

La consigna era clara para los de Luis Enrique Martínez: mover con velocidad el balón y que el rival corriese. Así sucedió, con un gol añadido al comienzo del partido, en una gran combinación de Nolito con Johathan Soriano, tras la cual el ariete azulgrana fusiló.

El Barcelona salió en la segunda a resolver con acciones directas para no complicarse y tuvo dos buenas oportunidades para romper el empate, pero en ambas Soriano no estuvo muy iluminado.

El Barça sufrió porque, ni sacaba el balón con coherencia ni llegaba con claridad a la meta de Lledó, mucho más tranquilo en este periodo, hasta que Luis Enrique también movió el banquillo y la salida de su paisano Saúl resultó determinante, pues en un balón suelo tras un córner, el barcelonista lo resolvió con un punterazo que acabó en gol. Nolito, dos minutos después, envió el balón la palo en la mejor fase del Barça.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios