Deportes

El Algeciras, a Tercera

Y al final, el Algeciras se quemó en las llamas del infierno de Tercera. Fue en la tierra de las Fallas, en Valencia, pero su peligroso juego con las brasas viene de mucho antes. Nunca debió llegar a esta fase de permanencia. La derrota de ayer sólo fue el descenso definitivo pero de alguna manera los albirrojos han descendido muchas veces en la segunda vuelta. Ante el Arroyo, en el penalti ante el Granada B, ante el Cartagena, en La Roda, el domingo anterior en el Nuevo Mirador... y ya irremediablemente ante el Valencia Mestalla, que se salvó porque fue mejor.

No hubo giro inesperado ni final feliz. El guión que parece haber sido escrito por un maquiavélico enemigo del Algeciras pone el fin de la historia con el equipo albirrojo en la temida Tercera después de que Mestalla se hiciese demasiado grande a la remontada algecirista. Una segunda vuelta incomprensiblemente pésima, un exceso de confianza, la falta de un serio golpe en la mesa y unas decisiones equivocadas a casi todos los niveles llevaron al equipo de La Menacha a la promoción, primero, y al querer sin poder, después.

El Algeciras es ese equipo que hace del fútbol un deporte de riesgo. Ha estado tres cuartos de Liga salvado, tuvo la permanencia definitiva al alcance de su mano en infinidad de ocasiones pero descendió en el último cuarto. Fue a Mestalla -hasta para el fracaso es especial- a por la traca final tras una temporada de grandes momentos pero se encontró con una piedra demasiado pesada para un conjunto que ha llegado al final con las fuerzas justas -tal vez excesivamente explotado en la primera vuelta- para hacerle caso a lo que dicta el corazón, que pide no rendirse jamás, pero no a la cabeza.

No hubo traca final, la pólvora se mojó, o siguió mojada. Ni Martins ni Alfaro ni otro fueron capaces de encender la mecha del primero de los dos tantos necesarios y que hubiese cambiado el panorama, entregado el nerviosismo a un rival arropadísimo por 15.000 almas pero inseguro en defensa y contar con alguna posibilidad. Ayer, ante el Valencia Mestalla, el Algeciras jamás dio sensación de poder remontar ni salvarse. El Algeciras se vio superado por las circunstancias. Era realmente complicado remontar en un escenario así, teniendo que hacer dos goles y teniendo en cuenta la nefasta trayectoria del equipo, sobre todo, lejos de casa.

Valencia Mestalla: Jaume, Leuko, Gayà, Tendillo, Ayala, Portu (Cifo, 91'), Robert, Molina, Cano (Cortell, 65'), Hiroshi y Chumbi (Mario, 87'). Algeciras: Romero, Melchor, Carlos Fernández (Ayala, 77'), Víctor González, Merino, Berlanga, Mario (Iván, 61'), Javi Chico, Alfaro, Andújar (Javi Fernández, 61') y Martins. Gol: 1-0 (81') Chumbi. Árbitro: Alberola Rojas (castellano-manchego). Expulsó con roja directa al visitante Iván (88'). Amonestó a los algeciristas Mario, Víctor González, Melchor y Javi Fernández, y sólo al visitante Gayà. También vieron amarilla los dos técnicos. Incidencias: Encuentro de vuelta de la fase de permanencia en Segunda B disputado en el estadio de Metalla en Valencia ante unos 15.000 espectadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios