Costa Noroeste

Los sindicatos denuncian la falta de seguridad en el aeropuerto de la Base

  • Consideran que la actual plantilla "no da a basto" en una terminal "clave" para tropas y material

Representantes de los trabajadores del aeropuerto de la Base con Fernando Macías, ayer en Cádiz. Representantes de los trabajadores del aeropuerto de la Base con Fernando Macías, ayer en Cádiz.

Representantes de los trabajadores del aeropuerto de la Base con Fernando Macías, ayer en Cádiz. / iu

"En estas circunstancias y dadas las condiciones de falta de personal, no hay garantía de seguridad". Es la idea en la que incidió ayer José María Rodríguez, miembro de la Unión Provincial de CCOO y mediador en el conflicto laboral de los trabajadores del aeropuerto de la Base de Rota. A finales de enero, la contrata norteamericana concesionaria del servicio despidió a 12 empleados y los representantes de la plantilla, que ayer se reunieron en Cádiz con miembros de Izquierda Unida, siguen reivindicando su reincorporación y preparan paros parciales de cuatro horas para varios días. "Nada justifica esos despidos de esos trabajadores; es más son necesarios con los niveles de trabajo que viene teniendo el aeropuerto, con 12 o 14 aviones aterrizando y despegando con los que la actual plantilla no da abasto", manifestó Rodríguez.

El representante de CCOO recordó "que no estamos hablando de un personal de aeropuerto civil sino de un aeropuerto militar clave en los conflictos que se vienen produciendo en Oriente Medio" y clave para el transporte de tropas y material. "Y no se puede elaborar un buen servicio, un servicio seguro a la hora de la estiba tanto de material explosivo y otro tipo de material militar y eso lo hemos puestos en conocimiento de todo el mundo". "Ahora nos vamos a encontrar con una campaña -que llaman la campaña de refresco- donde regresan alrededor de 180 helicópteros de Afganistán que tienen que estibarse aquí en aviones hasta EEUU y se cambian por nuevos y se necesitaría más plantilla", aseguró.

Desde el comité de empresa del aeropuerto (formado por UGT y CCOO), Edgar Schmidt confirmó la "merma importantísima" en el servicio" y una "situación de inseguridad" en la instalaciones aeroportuarias a raíz de los despidos. Schmidt lamentó "la falta de respuesta por parte de la empresa a los intentos de negociación". No obstante, afirmó que la huelga programada, consistente en cuatro horas de paro los miércoles, jueves y viernes a partir del 29 de marzo, "permite dar opciones a la empresa para que recapacite". Los requisitos para poner fin a la protesta, la readmisión de 13 compañeros" (los 12 despedidos en enero y otro unos meses antes) y la negociación del convenio colectivo. El día 21 está previsto un encuentro para un intento de acuerdo entre las partes en el Sercla.

Desde la empresa , Louis Berger Aircraft Services, Inc, (LBAS) han mantenido en este tiempo que "el ajuste de plantilla va en línea con el nuevo contrato de servicios firmado con la US Navy en agosto de 2016" y que "según un estudio independiente de eficiencia operativa realizado por Deloitte, LBAS puede cumplirlos requisitos del contrato de operaciones de la terminal aérea de manera segura y eficiente con una reducción de plantilla de 45 trabajadores". Nada que ver con los posición de los representantes de la plantilla, que recuerdan que es un servicio que se lleva dando desde 1966 para la US Navy y las fuerzas aéreas y los despedidos son necesarios para dar un servicio bueno y seguro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios