Costa Noroeste

El embarque rociero más deseado

  • Este martes han cruzado el río Guadalquivir por la playa sanluqueña de Bajo de Guía las primeras nueve hermandades de la provincia que recuperan su tradicional camino hacia la aldea almonteña tras tres años de espera a causa de la pandemia.

Rocieros en una de las barcazas que cruzan el río Guadalquivir desde la playa sanluqueña de Bajo de Guía hasta Doñana.

Rocieros en una de las barcazas que cruzan el río Guadalquivir desde la playa sanluqueña de Bajo de Guía hasta Doñana. / Julio González (Sanlúcar)

Los vítores y los cantes a la Blanca Paloma han regresado este martes a la playa de Bajo de Guía. Después de tres años de larga espera como consecuencia de la suspensión motivada por la pandemia, los rocieros de la provincia de Cádiz han vuelto a pasar por Sanlúcar para cruzar el Guadalquivir en dirección a la aldea almonteña.

En esta primera jornada de embarque han sido nueve las hermandades gaditanas que se ha desplazado en barcazas de un lado a otro del río para iniciar su peregrinación por las arenas del Coto de Doñana. El paso lo abrió La Línea, seguida de Chiclana -con la agrupación parroquial de Guadalcacín-, San Fernando -con la corporación no filial de San Roque-, Ceuta, Chipiona, Arcos, Cádiz, Rota y Puerto Real.

El acceso por la avenida paralela al Paseo Marítimo llevó a los peregrinos hasta Bajo de Guía, donde, como es costumbre, las carretas que portan los simpecados de las distintas hermandades son recibidas en la Capilla de la Virgen del Carmen de este enclave marinero de la ciudad.

Con orden, pero también con fluidez en el tránsito, los romeros con sus vehículos y caballos se iban dirigiendo hasta la orilla bajo el control de agentes de la Guardia Civil y Policía Nacional, sin olvidar el cometido de la Policía Local de Sanlúcar, el servicio 112, profesionales sanitarios, voluntarios de Protección Civil, y efectivos de Salvamento Marítimo y de la Armada Española, todos ellos coordinados en torno al Plan Romero.

Si bien no faltaban curiosos empeñados en no perderse ni un detalle del embarque rociero, lo cierto es que la mayor afluencia de público se espera este miércoles, cuando tiene previsto atravesar el río tres de las hermandades más numerosas de la provincia: Jerez, El Puerto y, sobre todo, Sanlúcar. Pese al fuerte calor habitual por estas fechas romería tras romería, muchos sanluqueños y visitantes buscan sombra en Bajo de Guía ante la oportunidad que se les ofrece de ser testigos de este acontecimiento festivo anual que tiene como escenario el litoral sanluqueño.

Responsables públicos de las distintas administraciones estuvieron muy atentos a la evolución de la jornada, comprobando con satisfacción que transcurría con normalidad.

En el denominado Puesto de Mando Avanzado de 112 Emergencias Andalucía instalado en Bajo de Guía, la delegada del Gobierno andaluz en la provincia, Mercedes Colombo, destacó, por un lado, la coordinación de las distintas administraciones como garantía de la buena marcha dispositivo y, por otro lado, la “responsabilidad” de los rocieros como condición necesaria para que, efectivamente, no haya que lamentar incidencias reseñables.

Igualmente, subrayó que el Plan Romero ha atendido este año todas las peticiones planteadas por las hermandades, entre las que figuran la adecuación de la playa sanluqueña de Las Piletas para que las hermandades de La Línea, Chiclana, San Fernando y Ceuta pudieran pernoctar el lunes por la noche, solo unas horas antes de cruzar el Guadalquivir; el “arreglo” de la vía Rota-Sanlúcar solicitada por la hermandad roteña, el acondicionamiento de la conocida como Curva de la Plancha en Doñana para ahorrar dos kilómetros de camino a los peregrinos y el adelanto de la hora de embarque de la hermandad de Cádiz.

Igualmente, recordó que cada hermandad dispone de un dispositivo GPS y un desfibrilador; aludió al servicio disponible de dos barcazas de la Armada para complementar el que ofrecen otras tantas embarcaciones de la empresa de Cristóbal Anillo e informó de la activación del Plan Infoca en Doñana.

Por su parte, el subdelegado del Gobierno central en Cádiz, José Pacheco, que visitó el Centro de Coordinación Operativa instalado por la Guardia Civil en la misma playa de Bajo de Guía, resaltó “la ausencia de incidentes y la tranquilidad con la que se está desarrollando el embarque, gracias al trabajo de Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía, y a la colaboración de los romeros”. “El objetivo es que el dispositivo funcione y que toda esa gente a la que mueve el Rocío disfrute de manera segura y regresen sin problemas a sus lugares de origen”. manifestó.

Pacheco destacó que “una de las novedades presentes en esta edición es la app Alertcops, que permite la geolocalización no solo de los vehículos, sino también la de los usuarios por medio de su móvil”, además de “permitir poner en contacto al usuario con un agente de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado vía chat para denunciar cualquier circunstancia o solicitar ayuda”.

El subdelegado del Gobierno explicó que el dispositivo establecido prevé cifras de romeros similares a las del año 2019 -la última romería celebrada hasta la fecha- e incluso que se mantenga la tendencia al alza de en torno al 10% que se venía registrando antes de la pandemia.

Además de felicitar públicamente a los agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional del Plan Rocío Seguro -unos 700 agentes en la provincia-, Pacheco agradeció “la colaboración de la Junta de Andalucía por el dispositivo preventivo sanitario y de emergencias que, en el ejercicio de sus funciones, tiene que estar preparado por si hubiese cualquier contingencia”.

Lo dicho. Será este miércoles cuando los diferentes dispositivos fijados para la ocasión deberán dar más de sí, habida cuenta de que pasarán por Bajo de Guía la mayoría de los rocieros de la provincia.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios