Sanlúcar Los vecinos de La Jara, en pie de guerra contra el “circuito de carreras” de Jaramar

  • Un grupo de residentes de la zona intensifica las quejas que desde hace años viene manifestando la asociación vecinal y anuncia para el próximo domingo una “gran movilización” a fin de reclamar al Ayuntamiento soluciones estables contra el “botellódromo” y demás problemas que sufre el barrio.

La concentración de vecinos de La Jara celebrada este sábado en la zona de Jaramar. La concentración de vecinos de La Jara celebrada este sábado en la zona de Jaramar.

La concentración de vecinos de La Jara celebrada este sábado en la zona de Jaramar.

Llevan años quejándose, pero en los últimos días han intensificado sus protestas ante la problemática de Jaramar. Carreras y derrapes de vehículos hasta altas horas de la madrugada, botellones, ruido, suciedad… Un grupo de vecinos de La Jara –alrededor de un centenar, según los convocantes- ha acordado este sábado en una reunión llevar a cabo movilizaciones para reclamar soluciones estables al Ayuntamiento.

La propia asociación vecinal de La Jara inició la lucha y ahora comparte los objetivos de este colectivo que asegura que “la situación se ha vuelto insostenible, siendo en la actualidad un peligro para la circulación de vehículos y ciudadanos, e incompatible con el descanso y la convivencia”.

Este nutrido grupo de vecinos organizado bajo el nombre de La Jara Limpia y Segura recuerda que “antes del confinamiento, llevábamos años soportando el botellón, las carreras de coches, así como los merenderos hasta altas horas de la madrugada”. “Las carreras, los derrapes y la música nos impedían conciliar el sueño incluso entre semana, por no hablar de toda la suciedad que se acumulaba cada mañana”, critica.

Con el estallido de la crisis del coronavirus “la situación mejoró levemente”, pero, según sostiene el colectivo, “en ningún caso se cumplieron las medidas de confinamiento durante el estado de alarma y la vuelta a la normalidad ha sido aún más virulenta para la convivencia si cabe”. “Los primeros días de confinamiento se cumplieron. La Policía desarticuló las reuniones que se producían. Sin embargo, recién entrados en la fase 1, las concentraciones sin mascarillas se multiplicaron, y las carreras y derrapes se masificaron sin que el Ayuntamiento haya hecho nada por evitarlas”, asevera.

En la citada reunión, convocada también como concentración de protesta, los vecinos coincidieron en denunciar que “es imposible conciliar el sueño no solo los fines de semana, cuando infinidad de grupos realizan botellón hasta las cinco o seis de la madrugada, sino también entre semana, hasta pasadas las tres”. “Es imposible dormir o hacer vida normal. Han convertido nuestro barrio en un circuito de carreras y un botellódromo”, afirma La Jara Limpia y Segura.

Así las cosas, y dada también la “negativa” del concejal de Seguridad Ciudadana, Félix Sabio, a entrevistarse con la asociación de vecinos de La Jara, que “lleva más de tres años solicitando una reunión al edil”, hay convocada una “gran movilización” en Jaramar para el próximo domingo a las ocho de la tarde. “Queremos demostrar al Gobierno municipal que estamos hartos. Vamos a defender nuestro derecho a tener un barrio seguro y limpio, donde poder descansar y transitar sin miedo a ser atropellado”, declara el colectivo.

Medidas municipales

Los delegados municipales de La Jara, de Limpieza e Infraestructuras, y de Movilidad y Tráfico, Ana Sumariva, Juan José Hernández Ponce y Félix Sabio respectivamente, se reunieron el pasado viernes con el jefe de la Policía Local, Rafael Ávila, para abordar “las medidas a adoptar en diferentes puntos de la ciudad de los que se han recibido quejas vecinales a causa de problemas de limpieza y tráfico”, incluida la zona de Jaramar.

“La Policía Local intensificará la presencia en los lugares más conflictivos y continuará los controles que viene llevando a cabo de manera periódica, entre otras medidas. Paralelamente, la Delegación de Infraestructuras incrementará los servicios de limpieza y mantenimiento de estas zonas, que es una de las peticiones vecinales”, explicó el Gobierno municipal sobre el contenido del encuentro.

En referencia expresa a Jaramar, informó que “está prevista la mayor presencia de operarios de limpieza, se van a instalar reductores de velocidad y continuarán los controles que se vienen realizando en la zona”.

Este lunes, en su balance del "operativo especial" en dicho lugar, el equipo de Gobierno ha comunicado que "la Policía Local dispuso un dispositivo de control prohibiendo el acceso a algunas zonas durante el horario nocturno, lo que supuso que no hubiera incidencias en Jaramar".

La asociación de vecinos de La Jara ha difundido una valoración positiva de este fin de semana destacando que “después de años de decirnos el Ayuntamiento que es imposible combatir la botellona en la zona de Jaramar y alrededores, resulta que llevamos dos días consecutivos pudiendo dormir y no ver al despertarnos el estercolero en que se ha convertido la zona”.

A su juicio, esto prueba que “cuando se quiere arreglar un problema, siempre hay una solución”. “No queremos que esto sea una cosa provisional de dos días y que los vecinos vuelvan a ser olvidados”, asegura.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios