La crisis del coronavirus en Chiclana "No son vacaciones"

  • Colegios de Chiclana registran la falta de un alto porcentaje de alumnos antes de iniciar el cierre

  • Los progenitores se enfrentan a cómo atender a sus hijos estas dos próximas semanas

Alumnos y familiares, esta mañana en la entrada de un colegio de Chiclana.

Alumnos y familiares, esta mañana en la entrada de un colegio de Chiclana. / D. C. (Chiclana)

Los colegios de Chiclana, así como los padres y madres de los alumnos, se preparan para afrontar las medidas contra el coronavirus después de que la Junta de Andalucía haya decidido suspender a partir del próximo lunes y durante dos semanas toda la actividad docente en centros educativos. No obstante, en los colegios de Chiclana ya comenzaba a notarse en la mañana de hoy la ausencia de un alto porcentaje de alumnos que en algunos casos superaba el 50%.

Así, desde los centros educativos de Chiclana lanzan un mensaje bien claro al alumnado de cara a las dos próximas semanas: "No son vacaciones". De hecho, algunos centros educativos consultados por este periódico han incidido en esta idea y ya preparan las tareas previstas para los alumnos de manera telemática, aunque cabe destacar que algunos colegios están menos preparados que otros para llevar a cabo este sistema de estudio.

No obstante, otra de las pautas que han seguido las direcciones de los colegios de Chiclana se centra en apelar a la calma ante la multitud de dudas planteadas por la padres ante esta medida extraordinaria. Del modo, a primeras horas de la mañana, los centros educativos de Chiclana esperaban instrucciones de la Junta de Andalucía en el sentido de las pautas a seguir a partir de ahora, ya que tan sólo se ha comunicado el cierre de los colegios a partir del lunes.

"Instamos a la responsabilidad civil", ese es uno de los mensajes que se transmite desde el colegio Serafina Andrades de Chiclana como uno de los consejos a los padres de los alumnos para hacer frente a esta situación provocada por el coronavirus. Además, en este centro se han suspendido los claustros porque llegaba a reunir a más de medio centenar de personas.

Por su lado, desde el colegio Atlántida, al igual que la gran mayoría de centros de Chiclana, se está afrontado la situación con vistas a que la actividad escolar continúe durante los próximos quince días mediante las tareas que se enviará al alumnado a traves de internet. En la misma línea se mueve el colegio Profesor Tierno Galván que también echa mano de los grupos de WhatsApp  para reforzar el contacto con padres y estudiantes.

Otro de los problemas que conlleva la medida es el cierre de aulas matinales y comedores escolares. Al respecto, Eugenia, madre de dos alumnos de corta de edad, expresaba su preocupación por la manera con la que tendrá que desenvolverse durante las dos próximas semanas, "porque mi marido y yo somos autónomos y es imposible estar en casa con ellos en horas en las que estamos trabajando".

"Ojalá me equivoque, pero dudo que esto se soluciones en 15 días" señala la madre de un alumno

Las dificultades a la hora de plantearse cómo atender a los hijos en horario laboral son variadas y para todos los gustos, aunque todos los progenitores coinciden en que no hay más remedio que buscar la fórmula, por muy difícil que sea, para compaginar el trabajo con sus hijos. "No sé que pasará, pero mi marido y yo tendremos que hablar con nuestras empresas para compatibilizar los horarios laborales porque es que no tenemos a nadie que se pueda quedar con los niños por la mañana y parte de la tarde", lamentaba María José al tiempo que mostraba una profunda preocupación por el futuro próximo al creer que la medida de cierre de colegios durante dos semanas se prolongará en el tiempo. "Ojalá me equivoque, pero dudo que esto se soluciones en quince días, sentenciaba.     

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios