operación policial

Intervenidas 1.246 plantas de cannabis sativa en una nave de Chiclana

  • La Policía Nacional detiene a siete personas, entre ellos el propietario del lugar

Intervención de la Policía Nacional contra el cultivo de marihuana en Chiclana.

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Chiclana a siete personas como presuntos autores de un delito contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico. Entre los detenidos se encuentra el propietario de una nave donde se ha incautado un total de 1.246 plantas, 80 kilos de cogollos de marihuana y multitud de efectos relacionados con el cultivo indoor.

La investigación se inició a raíz de informaciones propias obtenidas por la Unidad de Drogas y Crimen Organizado de la Comisaría Provincial de Cádiz sobre la existencia de un plantación de marihuana ubicada en las inmediaciones del Camino del Alcaucil. Los agentes realizaron un dispositivo de vigilancia sobre el inmueble investigado y en una de las vigilancias, realizada el pasado 24 de agosto, observaron como seis personas accedían al interior de la nave permaneciendo allí durante varias horas. Al día siguiente se detectó un movimiento similar de personas percibiéndose un fuerte olor a marihuana en la zona.

En vista de los indicios sobre la actividad ilícita realizada en el interior de la nave, se ejecutaron las diligencias de entrada y registro identificándose en el interior a siete personas, entre ellas el propietario de la nave, las cuales estaban realizando tareas de recolección con una máquina valorada en más de 9.000 euros con la que separaban los cogollos de marihuana de su ramas y tallo de una forma más rápida y sencilla.

La nave estaba dividida en su interior en tres departamentos, localizándose en el más grande una plantación de marihuana que se encontraba en fase de recolección y cogollos separados en cajas. En otra de las habitaciones los agentes descubrieron otra plantación con todos sus tallos cortados y con cogollos ya separados con la desbrozadora. En la última habitación se encontraba también otro cultivo ya recolectado con ocho contenedores de red donde se estaba procediendo al secado de los cogollos de marihuana.

La instalación de la plantación contaba con un sistema de climatización con un total de once compresores de aire acondicionado 138, lámparas halógenas, sistema de filtros de carbono y extracción de aire para paliar el fuerte olor del principio activo, un eficiente sistema de regadío con dos depósitos de agua de 1.000 litros, así como gran cantidad de sacos de sustrato, fertilizantes y productos químicos necesarios para el cultivo indoor de marihuana acelerando su crecimiento para lograr hasta cuatro cultivos anuales.

Una vez finalizado el atestado policial, los detenidos fueron puestos en libertad a la espera de comparecer ante la Autoridad Judicial.

La ciudadanía también puede colaborar para erradicar este tipo de plantaciones denunciándolo o a través de la página web www.policia.es, donde existe un apartado específico al efecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios