Coronavirus en Chiclana

Las mascarillas, compañeras cada vez más inseparables

  • La mayoría de viandantes y bañistas acatan con resignación la nueva normativa de la Junta, aunque a alguno le cuesta aún acostumbrarse a su obligatoriedad

Varias personas salen de la playa, en la mañana de hoy miércoles, con las mascarillas colocadas. Varias personas salen de la playa, en la mañana de hoy miércoles, con las mascarillas colocadas.

Varias personas salen de la playa, en la mañana de hoy miércoles, con las mascarillas colocadas. / Sonia Ramos (Chiclana)

En Chiclana, la nueva normativa de la Junta de Andalucía que ha entrado hoy miércoles en vigor y que obliga al uso de mascarillas prácticamente en todos los lugares bajo multa de 100 euros, independientemente de que se pueda mantener la distancia de seguridad con otras personas, ha sido bien asumida por la mayoría de ciudadanos y visitantes de la localidad, algo que se podía comprobar a pie de calle por algunas de las principales zonas comerciales del centro y en las que la mayor parte de las personas llevaba este elemento de protección.

No obstante, como suele ocurrir, también hay quien sigue resistiéndose al uso de la mascarilla incluso en el interior de algunos establecimientos, algo que genera no pocas situaciones de incomodidad para el resto de clientes y para los responsables de estos negocios, que se ven en la obligación de solicitar a estas personas el uso de las mismas. Así lo comentaba a este medio el responsable de una céntrica cafetería de la ciudad, el cual aseguraba que ya había tenido que discutir con algunas personas que se negaban a llevar mascarilla, "una reclamación que el resto de clientes agradece cuando se lleva a cabo", afirmaba.

La picaresca también hace acto de presencia en las actuales circunstancias, ya que son muchos los que, con la excusa del cigarro, alguna bebida o comida, transitan por la calle con la mascarilla a la altura del cuello, algo que tampoco está permitido.

Asimismo, aún son muchos los que siguen sin tener clara la casuística que recoge los momentos y circunstancias en las que la mascarilla es obligatoria y cuándo se puede estar sin ella, como en las terrazas o en los bares, así como en la playa, uno de los lugares donde más problemas está suponiendo la implantación de esta nueva medida.

En este sentido, los voluntarios y controladores están ya informando de la nueva normativa y reclamando el suso de las mascarillas a los bañistas también en las playas, aunque reconocen que son muchos los que aún no se han acostumbrado a esta situación.

Por su parte, desde el Consistorio, y en concreto desde la Delegación de Seguridad y Policía, se recuerda que ya desde hace semanas se viene exigiendo el uso de mascarillas en lugares y situaciones donde no es posible mantener las distancias, habiéndose interpuesto un total de 100 multas por este motivo en las últimas dos semanas. "Los principales focos de controversia a este respecto se localizan los fines de semana, por las noches y en los lugares frecuentados por la juventud, circunstancias en las que se produce el mayor número de incidencias en relación con esta normativa, aunque a raíz de los últimos cambios en las obligaciones interpuestas por la Junta, y que hemos hecho nuestras en la ciudad, debemos esperar a que transcurran unos días para valorar de qué manera se acatan dichas normas por parte de la ciudadanía", explica el delegado de Seguridad, Jose Vera.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios