Semana Santa en Chiclana

"Está siendo muy difícil, pero deberíamos aprender algo de todo esto"

  • José Manuel González, vestidor, florista y colaborador de muchas de las corporaciones de la ciudad y de varios medios de comunicación, relata cómo está viendo la Semana Mayor más amarga para los cofrades 

José Manuel González prepara el exorno floral del paso de la Virgen de los Dolores Servita, en una pasada Semana Santa.

José Manuel González prepara el exorno floral del paso de la Virgen de los Dolores Servita, en una pasada Semana Santa. / Sonia Ramos (Chiclana)

Desde una estrecha relación con muchas de las hermandades y cofradías de Chiclana por su condición de vestidor de imágenes y florista, además de colaborar con varios medios de comunicación en temas cofrades y de haber protagonizado diversos pregones y exaltaciones, José Manuel González es una de las personas que mejor perspectiva pueden tener sobre la difícil experiencia que están pasando los cofrades esta Semana Santa, un apasionado de esta fiesta que este año se celebra desde las antípodas de lo que tradicionalmente ha sido, tanto en las semanas previas y de preparación para las salidas procesionales, como durante los días grandes de cada unas de las hermandades.

"Como es obvio, está siendo la Semana Santa más rara y surrealista de mi vida, ya desde la Cuaresma y todo lo que este tiempo implica en cuanto a cultos, triduos y preparativos para la Semana Mayor", explica José Manuel, al tiempo que hace coincidir esa apreciación con su condición de comerciante y propietario de una floristería. "Tanto como cofrade, como desde el punto de vista de un comerciante vinculado a la Semana Santa, ya que el 60 o el 70% de mis ventas están relacionadas con las hermandades, puedo decir que la actual situación está dejando consecuencias muy difíciles para todos, muy duras y que necesitarán de mucho tiempo para que nos recuperemos".

Aunque viste a las titulares marianas de hasta seis cofradías de penitencia de la ciudad y realiza o surte del material necesario para las composiciones florales de la mayor parte de los pasos de Chiclana, se siente especialmente vinculado a la Hermandad de la Soledad, a la que pertenece desde pequeño. "Se hace muy duro no poder estar en la jornada del jueves junto a mis hermanos de la cofradía con nuestros titulares para que todo esté en perfectas condiciones el Viernes Santo, como le está sucediendo a cada uno de los miembros de las hermandades de Chiclana, una situación que estoy llevando peor de lo que pensaba cuando llegan los días grandes de cada cofradía, y veo que no soy el único, aunque la sobrellevamos haciendo un gran esfuerzo y nos consolamos con las iniciativas y propuestas que se realizan a través de las redes sociales e internet".

Respecto a la posibilidad de celebrar alguna iniciativa relacionada con las hermandades una vez que esto pase, José Manuel no ve viable una Semana Santa fuera de su tiempo litúrgico, aunque sí respaldaría alguna alternativa en forma de acción de gracias que permitiera tanto a los cofrades celebrar un encuentro junto a sus titulares, como a otros sectores vinculados, como comerciantes y hosteleros, compensar en una mínima parte los perjuicios de esta situación.

"No cabe duda de que este año los cofrades nos vemos obligados a vivir los días grandes para nuestras hermandades de una forma muy diferente a la habitual, algo que nos está costando y que se nos está haciendo muy duro, pero quizás de esta situación aprendamos a celebrar internamente una Semana Santa que nos ayude para el futuro y nos haga comprender mejor nuestra fiesta", concluye este cofrade chiclanero, mandando un mensaje de esperanza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios