Suceso en Chiclana

Un hombre intenta rociar con gasolina una casa de Chiclana con su ex pareja y tres menores dentro

  • La mujer y sus tres hijos lograron escapar y refugiarse en casa de una vecina

  • El hombre fue trasladado a un hospital después de arrojarse desde una ventana

Imagen de la bombona de butano junto al horno con la intención de explosionar la vivienda.

Imagen de la bombona de butano junto al horno con la intención de explosionar la vivienda. / UPLBA-Chiclana (Chiclana)

La Policía Local de Chiclana detuvo este pasado sábado a un hombre de 45 años que se presentó en la vivienda de su ex pareja, donde se encontraba con sus tres hijos de 12, 9 y 4 años, con una botella de gasolina con intención de rociarla en la casa y abrir posteriormente el gas para provocar así una posible explosión. 

Los efectivos de Policía Local, una vez personados en la vivienda situada en la calle Grazalema, pudieron comprobar a su llegada que la mujer que había solicitado auxilio pudo escapar de la vivienda junto con los tres menores y refugiarse en casa de una vecina.

Sin embargo, según relatan desde la Policía Local, el individuo se había quedado en el interior de la casa y no obedecía a los efectivos policiales en su orden para que abriese la puerta y aclarar su situación. En esos momentos a través de la puerta se desprendía un fuerte olor a quemado, siendo la gravedad palpable por los agentes intervinientes con alto el riesgo de daños inminentes en dicha vivienda así como en los inmuebles colindantes, por lo que rápidamente se optó por entrar en la vivienda a través de un balcón de otra vivienda contigua.

Una vez en su interior se comprobó que la vivienda tipo unifamiliar constaba de dos plantas viéndose que en la planta superior no se encontraba nadie y que tenía en su planta baja todas las puertas cerradas. Cuando se logró llegar a la cocina, se encontraba el horno encendido a su máxima temperatura, con una bombona en su interior y con una garrafa de plástico de las usadas para transportar combustible, la cual se estaba quemando por el calor del horno.

La rápida intervención de los agentes, cortando la electricidad, sacando los objetos del interior del horno y apagando lo que comenzó arder, fue determinante para que la situación crítica no fuese a peor. Además, se halló en el suelo de un patio exterior junto a la cocina al individuo con múltiples lesiones de consideración grave ya que presumiblemente había optado por arrojarse por una ventana desde la planta superior de dicha vivienda.

Los servicios de emergencia sanitarios se personaron en el lugar para atender al individuo que fue trasladado a un centro hospitalario. Del mismo modo una dotación de bomberos también fue requerida y personada en el lugar para cerciorarse de la seguridad en la que quedó dicha vivienda. Agentes de la Guardia Civil también acudieron al lugar por la gravedad delos hechos y debido a la necesaria presencia de más dotaciones policiales.

La Policía Local instruyó diligencias por presunto delito de homicidio en grado de tentativa. Además, el hombre se encontraba en situación judicial de búsqueda y captura para su inmediato ingreso en prisión y con una orden judicial de alejamiento impuesta sobre su ex pareja. Asimismo, se le imputa un delito por violencia de género.

Desde el sindicato policial UPLB Chiclana se felicitó a los agentes por el altísimo riesgo a los que fueron expuestos "en esta delicada y peligrosa intervención y que sin dudarlo con su inmediata respuesta y acción policial seguramente lograron minimizar muchos más riesgos y daños de diversa índole".

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios