Chiclana

El pleno aborda mañana el referéndum sobre el edificio de la Plaza Mayor

  • La Corporación votará si el equipamiento se somete o no a una consulta popular para que la gente decida sobre su futuro

  • La propuesta surge de la agrupación Por Chiclana Sí Se Puede

Vista de la edificación que se encuentra sin uso desde hace casi una década.

Vista de la edificación que se encuentra sin uso desde hace casi una década. / D. C.

El edificio de la Plaza Mayor continúa inservible después de que la oposición en bloque rechazara la iniciativa del Gobierno local (PSOE-Ganemos) en cuanto al traslado a este equipamiento de la Escuela Oficial de Idiomas con un gasto de 1,5 millones, cuantía con la que se hubiera cerrado la operación para dar utilidad de una vez por todas a esta edificación sin uso desde su construcción hace ya más de nueve años.

En este sentido, Podemos Chiclana ha puesto en marcha una campaña para consensuar una salida al referido edificio y por ello la formación morada Por Chiclana Sí Se Puede (PCSSP) ha presentado una propuesta al pleno que se celebrará mañana viernes, a partir de las nueve de la mañana, para someter a votación si se aprueba o no una consulta popular para que la ciudadanía decida sobre el futuro del equipamiento ubicado en la Plaza Mayor.

Entre las preguntas a la ciudadana podría plantearse si se derriba o no la construcciónLa formación morada dice que el coste para la consulta supone menos de un café por habitante

Por Chiclana Si Se Puede no las tiene todas consigo pese a que necesitaría una mayoría simple de la Corporación municipal para que saliera adelante su propuesta, ya que el Gobierno local ya ha anunciado que votará en contra y tanto el PP como IU tendrían que prestar su apoyo a esta medida.

No obstante, y en caso de que saliera adelante el referéndum popular, aún quedarían por delante otros pasos que se alargan en el tiempo. Así, habría un periodo de alegaciones ciudadanas con un plazo de 20 días y, además, la Delegación del Gobierno de la Junta en Cádiz dispondría de otros 15 días para alegar. Tras ello, la propuesta de consulta popular retornaría al pleno municipal, donde en esta ocasión haría falta una aprobación por mayoría absoluta y, si así fuera, se tendría que trasladar este acuerdo al Gobierno central, que en última instancia daría la autorización.

En cualquier caso, Por Chiclana Sí Se Puede apuesta por dejar en manos de los ciudadanos qué se debe hacer con el edificio, ya sea para actividades culturales u otros usos e incluso se podría poner sobre la mesa su derribo.

La portavoz del Gobierno local, Cándida Verdier, ya expresó en su día que en caso de que se preguntara, por ejemplo, por demoler el edificio y la pregunta saliera adelante, podría suponer un gasto para el Ayuntamiento de más de ocho millones de euros en concepto del rescate de la concesión administrativa del edificio. Además, dijo que la consulta tendría un coste para las arcas municipales de 73.000 euros. Del mismo modo, echó en cara a la oposición su rechazo a que parte de la edificación fuera ocupada por 1.400 alumnos de la Escuela Oficial de Idiomas que actualmente se encuentra en el Campito, una medida que hubiera aportado beneficios a comerciantes y empresarios de la zona, según la edil.

No obstante, Por Chiclana Sí Se Puede, al igual que PP e IU, argumenta que el montante para rescatar el equipamiento era excesivo y que sólo beneficiaría a la empresa propietaria. También censura la falta de participación ciudadana en este proceso y, por otro lado, PCSSP alude a que el coste de 73.000 euros para realizar una consulta popular supondría "menos de un café por habitante", frente al millón y medio de euros que se pretendía pagar para que pasara a manos del Ayuntamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios