Chiclana

Sting alcanza la gloria en Concert Music Festival

  • El que fuera líder de The Police consigue lleno absoluto en Concert Music Festival ofreciendo un directo inolvidable

Sting en Concert Music Festival

Sting en Concert Music Festival / MIGUEL GÓMEZ (Chiclana De La Frontera)

El de Sting era uno de los conciertos más esperados de la V edición de Concert Music Festival y solo había que adentrarse en los alrededores de Sancti Petri para observar la gran expectación que se respiraba en el ambiente. Con las entradas agotadas desde hace dos años, miles de personas fueron aglutinándose para disfrutar del exquisito directo de Sting.

Muchos rostros conocidos como José Luis García Cossío, más conocido en el mundo del carnaval como El Selu, la periodista y actual directora de El País, Pepa Bueno y la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, entre otras personalidades, se unieron a esta gran cita musical en Sancti Petri.

El bajista y exlíder de The Police ya había estado hace casi 30 años en San Fernando, en un primer paso para abrir las fronteras de la Bahía de Cádiz al rock internacional. Desde entonces, Sting no había vuelto a pisar la provincia gaditana hasta este jueves en Concert Music Festival, Chiclana.

Como un náufrago que alcanza la orilla del mar, Sting lanzó Message in a bottle (Mensaje en la botella) a la marea humana que estaba provocando un gran oleaje al ritmo de este gran éxito que marcó la trayectoria de The Police. Este tema es uno de los favoritos de Sting y se trata del primer sencillo del segundo álbum del grupo, Reggatta de Blanc (1979). La respuesta del público fue inmediata y acompañaron a Sting, cantando y bailando una de sus letras más icónicas de su carrera.

Gordon Thomas Summer, mundialmente conocido como Sting, estuvo al frente de The Police hasta adentrarse en su carrera en solitario. A mediados de los años 70 creó su sello personal mezclando punk, jazz, reggae y rock. El estilo de Sting sobre las tablas del Auditorio de Concert Music se asemejaba a un Englishman in New York, deslumbrando a su público con la elegancia de este otro gran éxito que se incluye en el segundo álbum de su carrera en solitario, Nothing like the sun.  

Regresando por un instante a The Police, Sting volvió a adentrarse en aquellos maravillosos años para recordar que Every little thing she does is magic, o lo que es lo mismo, cada pequeña cosa que ella hace es mágica; al igual que hacía él con sus canciones.

Sin dominar muy bien el español se dirigió al público para desearle buenas noches, tras la adrenalina que había derrochado en el recinto de Concert Music Festival. También aprovechó para presentar, uno a uno, a los músicos de su increíble banda, formada por Dominic Miller (guitarra), Josh Freese (batería), Rufus Miller (guitarra), Kevon Webster (teclado), Shane Sager (armónica), Melissa Musique y Gene Noble (coros). Sin desprenderse de su inseparable bajo y silbando al ritmo de If it´s love, continuó con este alegre y simpático tema incluido en su último trabajo, The Bridge. Al finalizar, volvió a dirigirse a su público: “Ahora voy a cantar en español, se llama Por su amor”, transmitiendo romanticismo entre sus fieles seguidores.

El manómetro de la energía comenzó a subir cuando Sting intensificó los acordes de su bajo y se metió de lleno en el ritmo más eléctrico de otro de sus nuevos temas, Rushing Water e If I ever lose my faith in you, de su carrera en solitario durante los años 90. Sin perder la fe, interpretó una de las mejores baladas de la década de los 90, Fields of Gold, también de su álbum en solitario y en la que Sting deja a un lado su imagen de estrella de rock para entregarse en cuerpo y alma a un tema más dulce.

A sus 70 años, Sting se encuentra en una perfecta forma física que impresionaba a quienes disfrutaban de su entrega en el escenario. Recibiendo a algunos de sus músicos, como Shane Sager con la armónica para interpretar Brand new day o el corista Gene Noble interpretando el tema Shape of my heart, se metió al público en el bolsillo. Todo esto hasta llegar a la “divertida” canción Heavy cloud no rain, que concluyó la corista Melissa Musique, dejando a Sting visiblemente impresionado y arrodillado ante sus pies por la impresionante calidad musical de su voz.

Caminando sobre la luna sin vértigo alguno, Sting impregnó de ritmos más reggaes y rock el recinto de Concert Music Festival con el éxito de The Police, Walking on the moon. El público se entregaba a su música y no podían dejar de bailar sus temas. La catarsis llegó cuando se adentró en el éxito So Lonely, una de sus canciones más esperadas y bailadas de la noche. Introduciendo los acordes de Everything’s gonna be alright, para conseguir el ritmo lento del Reggae alternado con la potencia del Punkrock, Sting se adueñó del recinto como un auténtico genio; a pesar de sentirse irónicamente ‘tan solitario’.

Cada vez más acompañado, Sting desplegó las últimas canciones de la noche como el exótico tema Desert Rose, del álbum Brand New Day (1999), en el que presta interés en las culturas latina y árabe reflejándolo en los ritmos que acompañan a la letra. Llevándose “el recuerdo de corazones y almas escondidas”, Sting se adentró en el tema de The Police, King of pain antes de dejar sin aire a los asistentes con el clásico Every breath you take.

Llegaba la hora de despedirse, con el recinto brillando intensamente, Sting y sus músicos dieron un paso al frente del escenario agarrados de las manos e inclinándose a la vez hacia su público. Con esta reverencia agradeció la increíble acogida de su espectáculo, entre la gran ovación y los fuertes aplausos que no le permitían marcharse. Con un intenso Roxanne, que sumergía de lleno a sus seguidores en los intensos años de juventud y éxitos de The Police, el icónico Sting fue despidiéndose de una noche gloriosa para Concert Music Festival.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios