Chiclana

Marc Anthony desata la pasión boricua en Concert Music Festival

Marc Anthony desata la pasión boricua en Concert Music Festival

Marc Anthony desata la pasión boricua en Concert Music Festival / JULIO GONZÁLEZ (Chiclana De La Frontera)

Valió la pena bailar al ritmo de Marc Anthony y su maravilloso elenco de músicos. Aunque el concierto empezara un poco más tarde de lo previsto, el artista latinoamericano hizo los honores saltando al escenario de Concert Music Festival con este éxito de su carrera. Un enérgico y sensual Marc Anthony cantaba, mientras lanzaba besos, no solo a sus compatriotas puertorriqueños que alzaban su bandera al aire, también al resto del público que se entregaba al artista.

Con la entrega y la maestría que le otorga los treinta años que lleva dedicándose a la música, el artista dirigía como un director de orquesta a los músicos que le acompañaron durante la noche. Marc Anthony estaba completamente fusionado con sus músicos y se mostraba orgulloso por el acompañamiento instrumental que vibraban con los ritmos más latinos.

Haciendo gestos de corazón con las manos y lanzándolos a su público, un feliz y emocionado Marc Anthony interpretó Y Hubo Alguien. Los besos que lanzaba a sus fans sonaban por todo el recinto, provocando que el público enloqueciera y trataran de cazarlos en el aire. Un enérgico Marc Anthony animaba a los asistentes vociferándoles: "¡No se siente! ¡No se oye!" A la vez que daba palmas al aire al compás del público para calentar el ambiente. Nadie podía estar quieto ante los ritmos latinos que el artista puertorriqueño y sus músicos desplegaban en el escenario. Percusión, cuerda, viento; no faltaban instrumentos para acompañar al Rey de la salsa. Marc Anthony es fiel embajador de su cultura, la boricua; como así podía leerse en su camiseta “Boricua East Harlem”. Una vez más, el artista latinoamericano demostró que los ritmos caribeños corren por sus venas.

Entre tanto baile hubo tiempo para el amor y el desamor con Hasta ayer, un tema que se incluye dentro del segundo álbum del cantante puertorriqueño llamado Todo a su tiempo. Para interpretar este tema estuvo acompañado por su compañero de batallas en el escenario, el guitarrista Mario Sebastián Guini; quien se marcó un solo con la guitarra con elegancia sublime y demostrando la complicidad que guarda con Marc Anthony sobre el escenario.

Los ritmos latinos habían llegado para quedarse y el Rey de la salsa tenía ganas de fiesta, al igual que su público. Bromeando con sus fans se movía de un lado a otro del escenario buscando dónde se encontraba la fiesta. “Me parece a mí como que la fiesta está por este lado (se desplazaba hacia la derecha). Acá no se siente (se desplazaba hacia la izquierda del escenario)”. En ese momento de acercamiento con el público llegó a coger un cartel del que podía leerse “Te amo Marc”, algo que enterneció al artista y le envió de nuevo un beso. Marc Anthony estaba generoso y no paraba de repartir besos a los allí presentes; aunque no fuera suficiente para todos, ya que el Auditorio de Concert Music Festival concentró a miles de personas en la noche del lunes. Desde el escenario mencionó que veía banderas de Colombia, Puerto Rico y Cuba; y aprovechó para saludarlos a todos ellos. Tras este inciso, Marc Anthony volvió a ponerse romántico para interpretar Flor pálida, un tema de su álbum 3.0.

Con mucha música instrumental, sobre todo percusión, se adentró en la letra de Contra la Corriente antes de interpretar Abrázame fuerte, con la que el público se entregó con pasión cantando a coro con el artista. Este tema fue solo la antesala al éxito de José Luis Perales, ¿Y cómo es él? Interpretado por Marc Anthony. En alguna ocasión, en las entrevistas, el artista ha confesado que “siempre estuve fascinado por esa obra maestra” y esa fascinación le llevó a hacer una interpretación muy personal con la que cautivó al público presente.

Con estos temas “ya terminamos con las baladas de tristeza y el lloriqueo” bromeaba el artista. Gritando acto seguido: “¡Qué rico! ¿Queréis salsa?” Y así, totalmente entregado y vociferándole al público: “¡Manos arriba, mi gente!” se entregaba a un público enloquecido con su éxito Qué precio tiene el cielo y Mala.

Marc Anthony tenía ganas de fiesta y los allí presentes también. Ya lo avisaba con su nueva gira, que “si hay una fiesta Pa’lla Voy” y con mucho baile se entregaba a su público; y viceversa. Palmas y brazos al aire, con energía y buena vibra se dejaba llevar por los ritmos de la letra que da nombre a su gira. Te conozco bien y Parecen viernes, fueron los temas con los que continuó la fiesta. Había venido a disfrutar y a transmitírselo a su público. “¡No se oye, no se siente! ¡Venga esas manos arriba!”, animaba a sus fans a bailar y gozar con él.

Y llegó el fin de fiesta, se tenía que marchar, pero su público no le dejaba. Como todo un Don Juan seguía mandando besos y corazones a los allí presentes, mientras le pedían más canciones. Con el tema Tu amor me hace bien y bajo la filosofía Carpe Diem con su éxito Vivir la vida, se despidió el artista puertorriqueño-estadounidense junto a sus músicos, no sin antes exclamar: "¡Qué viva la raza latina!"; dejando para el recuerdo una fabulosa noche de ritmos latinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios