La crisis del coronavirus Locura en los supermercados de Chiclana

  • Las grandes superficies registran grandes colas de clientes que arrasan con productos básicos

  • La afluencia de gente de otros puntos de la geografía española contribuyen al desabastecimiento

Aspecto de una estantería de un Mercadona de Chiclana a las once de la mañana.

Aspecto de una estantería de un Mercadona de Chiclana a las once de la mañana. / D. C. (Chiclana)

Los grandes supermercados de Chiclana vienen registrando durante la jornada de hoy una extraordinaria afluencia de clientes que hacen acopio de alimentos como arroz, huevos, leche, así como otros productos imperecederos, además de papel higiénico, pañales o artículos como el gel de manos como consecuencia de la alarma que genera el coronavirus.

A primeras horas de la mañana se producían enormes colas de vehículos para acceder a estos establecimientos, en especial los Mercadonas. Al igual que todas las cajas donde la clientela aguardaba con carros repletos de artículos. el número de compradores se va reduciendo conforme va avanzando la jornada, si bien esto responde en parte a que hay grandes filas de estanterías sin apenas productos.

Los empleados, por su parte, mostraban su asombro ante el aluvión de personas que recorrían los pasillos con sus carros como si se acabaran los alimentos y otros géneros ese mismo día. Además, reconocían que ese lleno de público sólo se suele registrar en verano cuando el municipio chiclanero casi triplica su población por la llegada de visitantes con motivo de las vacaciones.  

Esta avalancha de clientes también responde a las numerosas personas que se han desplazado a Chiclana estos días, sobre todo aquellos que vienen a ocupar su segunda residencia cerca de la costa y que se encuentran vacíos y sin aprovisionamiento desde el fin de la temporada estival.

Asimismo, el Mercados de Abastos de Chiclana tampoco se ha quedado corto en cuanto a la afluencia de público, ya que los puestos, sobre todo en la zona de la pescadería, había una gran número de usuarios en los pasillos a la espera de realizar sus compras. Además, en estas instalaciones municipales se han colgado carteles en los que se recomiendan mantener una distancia mínima de 1,5 metros. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios