Chirigota

Los superpop (chirigota ochentera)

Localidad: Cádiz

letra y música. José Antonio Vera Luque.

director.  La agrupación.

el tipo. Jóvenes modernos de los 80, Muchos de ellos recuerdan a cantantes de la época.

En semifinales: "Ochentero, chirigotero, los Superpop". Pegadizo al máximo. Sintonía de los chirigoteros del Vera que van in crecendo en este Concurso. En este pase semifinal presentan sus credenciales para la última fase en forma de dos buenos cuplés y dos pasodobles necesarios. Antes, "ochentean" de nuevo el escenarios con las flores y los micros de las radios.  Pasodoble a los "muros de la vergüenza" actuales buscando la percha en la caída del Muro de Berlín (1989) del que se informan en aquel Diario de Cádiz en formato sábana. El muro del hombre contra la mujer, el muro que encierra al pueblo palestino, el muro invisible en El Estrecho... Los van descubriendo en una gran letra para agitar conciencias. En el siguiente, tan a su tipo, a la parte más oscura de los ochenta, el caballo y a la generación que se llevó por delante. "Mi amigo del barrio es un caballero porque en su caballo galopa a diario", cantan en una letra muy bien construida. Y llegamos al nudo, donde, a mi parecer, las chirigotas se la juegan este año para el pase final. Los cuplés. En su caso, salen bien parados con dos letras que buscan la comicidad tanto en su desarrollo como en el remate. En el primero ironizan con el autobús de gente que viene para carnaval locas por cogerse un morazo y del chasco que se van a llevar porque aquí "sólo bebemos agua , biofruta y cola cao" y que tienen que respetar "a callejeras,  romanceros y sobre todo al de Salvador (jurado este año), que es muy buena persona". El remate es una invitación a las chavalas a su casa.  El segundo sobre las encuestas de intención de voto, donde Podemos va segundo y "por  jurado diario los novenos". Rajoy e Iglesias se la juegan a "cuplecitos" y a "piedra, papel y tijeras". "Tijeras" saca  Mariano y Pablo "papel y piedra". Muy ocurrente. El popurrí, muy movido, nos llama al recuerdo y nos hace reír por momentos. Les veo color para la final.

En cuartos: Tú eres de los ochenta si te acuerdas que hubo un alcalde antes que Teófila, "porque lo hubo aunque no te lo creas...". Dabuten presentación  para los "ochenteros chirigoteros los superpop" que, además de volver a colocar los micrófonos en las tablas del Falla y llevar de nuevo a los compañeros de la radio a bambalinas, invocan al espíritu del carnaval de los ochenta con dos buenos cuplés de chirigota (no tan habitual en el siglo XXI). Se reivindican con dos letras con buena pegada, tanto en desarrollo como en el remate. Después de rebobinar el cassette con el bic e introducir un tema desactualizado (rebajas que ha puesto Simago), en el primer cuplé habla de la precampaña de Rajoy donde va casa por casa queriendo hacer algo por los ciudadanos, y él le pide que le baje la basura, el compre tabaco, le saque al perroo... "y que se vaya al carajo". Ole. El segundo, no se queda atrás. Las infidelidades de Juan Carlos de Borbón, "que antes de apuntar a elefantes, apuntaba a conejos", deja a una buena camada de chiquillos, vamos, "que entre ellos y los de Villegas llenan el campo del Barcelona". El remate, con la dudosa elección de hijos del exRey. Antes, los superpop habían interpretado (bastante mejor que en preliminar) un buen pasodoble a Felipe González, el presidente del país en su tiempo. Letra muy irónica. Bien hecha. La segunda es sobre la manera de cargar en Semana Santa, como defensa de las tradiciones gaditanas. Popurrí con sus momentos. Buen pase.  

En preliminares: Apelando a la vista y al oído de los nostálgicos, la chirigota de Vera Luque viene a revalidar el primer premio activando la máquina del tiempo. Los gamberros 80. La década de la contracultura, la creatividad, el color, la libertad. De Los Secretos, Alaska, Europe, Mecano, del cubo de Rubrick, la cinta que se rebobina con un bic, las hombreras, los escarchados... A todo ello apela El Vera, principalmente, en el popurrí, pero también en pequeños detalles entre coplas, en la entrada de las piezas, en el lenguaje (debuti, tronco, al loro...) y hasta devolviendo los micrófonos de las emisoras de radio al escenario del Falla. Chirigota para mi generación, sí, pero también para cualquier quinta que tenga ganas de echar un ratito bueno. Acierta la chirigota con la elección de cuplés que, en la primera tentativa, iban para las cachas de la Bombi aunque, rápidamente, corrigen el rumbo para hablar del mamading (con mejor desarrollo que remate, tiene arte eso del gallego con el bigote del freidor) y de la Cabalgata de Reyes, muy bueno, mejor que la Cabalgata (bueno, eso no tiene mérito). Estribillo pegadizo y muy metido al tipo. Si Cádiz es la ciiudad que funciona, su alcaldesa es “la Bruja Avería”.

En sintonía con su propuesta también están los pasodobles, marca de la casa, claro, ya que Vera Luque es un autor muy detallista (tanto que se jarta de regalar merchandising al patio de butacas). Su primera letra , presentación, nos hace viajar a la década donde España cambió de tal manera que “no la reconocía ni la madre que la parió”. Repasan los cambios sociales y culturales pero, acertadamente, nos llaman la atención sobre cómo el poder recayó en “los perritos falderos” del dictador que provocaron que aún hoy vivamos en “una dictadura encubierta”. Y de la crítica nacional, a la local, el Cádiz de hace 30 años, en comparación, bastante más habitable que el actual. Chirigota muy divertida que, eso sí, tiene que mejorar en la interpretación.  Desentonados en demasiadas partes del repertorio. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios