Comparsa

OBDC. Monstruozz!

Localidad: Cádiz

Letra: Germán García Rendón

Música: Germán García Rendón

Dirección: Jesús Henry Sotelo

En 2013: OBDC. Animals! (cuartofinalista)

El tipo. Jóvenes estudiantes convertidos en monstruos.

Las coplas.  "El miedo debe de cambiar de acera". Qué bien dicho, cuánto encierra esa frase...  Los Frankesteins nacidos de la LOGSE, los  monstruos que crearon para que se lo comieran los gusanos demuestran que son dignos "hijos de Salvochea". Comparsa con un mensaje para la generación perdida, que no está todo perdido. Repertorio que apunta maneras. Hay futuro. Para la modalidad, digo. Para los jóvenes monstruos, no sé... Aunque con una estructura de historia (a mí, no me), gran letra a la doble moral de la derecha caduca. Qué repaso, chiquillo. En el siguiente derrochan sensibilidad (no blanderío) en un homenaje a Tino Tovar, que es como el Carnaval, "puro y sencillo". Cuplés, ambos, con final para Teófila, en la media. Y un popurrí que me va gustando cada vez más.

EN PRELIMINARES

Las coplas. Canta la generación perdida. La que entre unos y otros convirtieron en monstruos. Pero éstos que cantan hoy en el Falla "buscan en su tumba su resurrección". Estos cerebros "para nada" estos "Frankenstein nacidos de la LOGSE" quieren "volar" hoy en el Falla y demostrar que todo no está perdido. Buena presentación y buen tipo. Como siempre, una interesante idea sostiene a esta comparsa. Bien interpretada aunque los dúos no me gustan nada. En el conjunto hay más fuerza. Pasodobles de cadencia arriesgada, que a mí no me termina de enganchar, excepto, en la desaceleración final, donde viene a morir el pasodoble. Bien las letras aunque la segunda está mejor armada. El miedo alimenta el primero, el miedo a que sus letras no peguen  o a que le afecte "que les hagan sangre" o el "piropo intenso". Miedo, no al Concurso, miedo, el de verdad, "a que el PP nos amordace" y a que se entierre este "templo las libertades". En la segunda letra optan por el recuerdo a Pedro Romero pero con una comparación que nos hace sonrojar. "Envidia poco sana" sintieron cuando a Pedro de los Majaras le hicieron una estatua en El Puerto mientras que su tocayo del barrio de Santa María no correría la misma suerte quizás por ser un poeta "maricón, rojo y rebelde" que no casó con el Gobierno popular. Envidia siente porque en Cádiz los honores sólo se dan después de muerto. ¡Cuplé cultural! A Valentín, el esqueleto fenicio que apareció en el solar del Cómico y otro, más brutito, a las latas de Coca cola de algunos políticos populares. El popurrí, con contenido, con algunas cuartetas muy ocurrentes como la de los nuevos Walking dead y la de la entrevista de trabajo (cualquier parecido con la realidad es... verdad). 

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios