Cadizfornia

¿Sabías que en Cádiz se encuentra el barrio más antiguo de Occidente?

¿Sabías que en Cádiz se encuentra el barrio más antiguo de Occidente?

¿Sabías que en Cádiz se encuentra el barrio más antiguo de Occidente?

Con más de 3000 años de historia, Cádiz es considerada la ciudad más antigua de Occidente y el Barrio del Pópulo su barrio más antiguo, un verdadero núcleo medieval y un referente turístico en la ciudad. Más o menos desde hace tres milenios esta zona de la ciudad ha estado poblada de forma ininterrumpida, fundamentalmente por pescadores y comerciantes, lo que la convierten en el barrio más antiguo de Occidente. Y es que, pese a su pequeño tamaño, de poco más de un kilómetro cuadrado de extensión, el barrio más antiguo de Europa es una de las zonas que mayor cantidad de monumentos concentra.

¿Qué ver en el Barrio del Pópulo?

La catedral de Cádiz, con sus dos torres , la de Levante y la de Poniente, y su gran cúpula La catedral de Cádiz, con sus dos torres , la de Levante y la de Poniente, y su gran cúpula

La catedral de Cádiz, con sus dos torres , la de Levante y la de Poniente, y su gran cúpula / Julio González

En pleno barrio del Pópulo junto al mar encontramos la Catedral de Cadiz visible casi desde cualquier punto de la Ciudad. Una obra monumental que data del siglo XVIII pero que se alargaría durante los siguientes 116 años, lo que explica la conjunción de los diversos estilos arquitectónicos con los que cuenta, Barroco, Rococó y Neoclásico. La Torre del Reloj es uno de los elementos más característicos de la catedral, y es que desde este se puede apreciar toda la ciudad y el océano Atlántico. Destaca el reloj, que se introdujo a la torre en el siglo XIX y que durante décadas sirvió para marcar el tiempo a los gaditanos, hasta su desuso a mediados del siglo XX.

Parada obligatoria es la Casa del Almirante, un precioso palacio barroco situado en la Plaza San Martín, el corazón del barrio, que fue construida por la familia del almirante de las indias Diego de Barrio. Muy cerca de aquí encontramos el Arco de los Blancos, un vestigio de la antigua ciudad romana. Recorriendo las callejuelas encontramos también la Iglesia de Santa Cruz que fue la primera Catedral de Cádiz y el Oratorio de San Felipe Neri que fue, nada más y nada menos, el lugar donde se firmó la Constitución Española de 1812 el día de San José, por eso es conocida como “La Pepa”.

Imagen del Teatro Romano de Cádiz Imagen del Teatro Romano de Cádiz

Imagen del Teatro Romano de Cádiz / Jesús Marín

El Teatro romano es otra de las visitas imprescindibles del Barrio del Pópulo, se descubrió en 1980, data del siglo I aC y es uno de los teatros romanos más grandes que se conocen, lo que demuestra la grandeza de la ciudad de Cádiz, una de las más prósperas del imperio romano.

En el barrio del Pópulo hay también varias plazuelas con encanto, que se pueden aprovechar para los descansos entre paseo y paseo por la ciudad. Una de ellas es la de Fray Félix, que conserva un curioso humilladero con forma de garita: sin duda, es una parte de las antiguas murallas gaditanas.

¿Qué comer en el Barrio del Pópulo?

En este rincón con encanto de la capital gaditana dispones de una amplia oferta gastronómica. El Garage Bistro Bar es el primero de los restaurantes del Barrio del Pópulo Cádiz que debes considerar, ofreciendo una amplia variedad de carnes, pastas y pescados y con una relación calidad-precio inmejorable.

 

Si eres más vegetariano, La Veganesa se ha consolidado como el rincón vegano por excelencia de este barrio gaditano. Ubicado en la Calle de San Antonio Abad, ofrece grandes platos como el pastel de verdura, el fish de setas a la plancha o el tartar de lentejas. Si, por contra, prefieres ir de tapas, no puedes dejar escapar la oportunidad de probar la amplia selección gastronómica de Restaurante Destino, con rollitos, ensaladas, carnes y pescados.

Te recomendamos, además, que realices alguna de las visitas guiadas por la Catedral o el Teatro Romano; así como una parada más que obligada al Café-Teatro Pay Pay. Fue este local precisamente uno de los impulsores del cambio de rumbo de un barrio que se empeñó en mirar al futuro sin renunciar a su esencia y a su conexión con el pasado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios