CÁDIZ-ZARAGOZA | ZONA MIXTA

El vestuario no pone un pero a la mala primera parte

  • Álex Fernández y Machís asumen el pésimo inicio y miran ya a Las Palmas

Álex Fernández controla el esférico entre Kecojevic (i) y Manu Vallejo. Álex Fernández controla el esférico entre Kecojevic (i) y Manu Vallejo.

Álex Fernández controla el esférico entre Kecojevic (i) y Manu Vallejo. / JESÚS MARÍN

Álex Fernández ha pasado por la zona mixta con cara de pocos amigos porque, como no podía ser de otra manera, estaba afectado por la imagen del inicio y el hecho de que haya sido el tercer encuentro consecutivo como local que no es capaz de ganar el equipo amarillo. “La primera parte ha sido muy mala por nuestra parte. No hemos sabido leer el partido y ya hemos visto lo que ha pasado”, añadiendo que “en la segunda corregimos cosas pero marcaron pronto y fuimos a contracorriente hasta el final”.

Tratando de quedarse con una lectura menos negativa del empate a tres, el centrocampista madrileño ha expuesto que “este equipo tiene mucho corazón”. “Aketxe marcó de falta y sabíamos que quedaba mucho por delante”. Álex Fernández trataba de mirar al futuro con el convencimiento y el deseo de dar la vuelta a la situación. “Vamos a pensar en Las Palmas la semana que viene, que es un gran rival ante el que nos jugamos mucho”.

Por su lado, Darwin Machís, autor de un golazo, ha explicado que "he visto un partido muy raro porque ellos han tenido el control y han hecho dos goles muy rápido". El extremo ha agradecido que al menos "al acabar el primer tiempo hemos tenido un arreón nueno y metí ese gol". "Nos fuimos con la sensación de que podíamos hacer algo más".

El venezolano ha afirmado que "para los espectadores este tipo de partidos es muy bonito pero sabemos que tenemos que hacer otras cosas". "Hoy era importante no perder y se ha logrado ante un rival que dominó gran parte del partido. Todos unidos llegaremos donde queremos y hay que pensar en el próximo rival".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios