CÁDIZ CF | REUS DEPORTIU

El vestuario se congratula de enlazar éxitos

  • Salvi destaca la dificultad del rival y José Mari apela a su mensaje de tener paciencia

Edgar Badia trata de blocar el esférico sobre la línea de su área ante la llegada de Salvi. Edgar Badia trata de blocar el esférico sobre la línea de su área ante la llegada de Salvi.

Edgar Badia trata de blocar el esférico sobre la línea de su área ante la llegada de Salvi. / Julio González

Salvi Sánchez ha sido uno de los protagonistas en la zona mixta del Ramón de Carranza, donde ha hablado del triunfo sobre el Reus y de sus declaraciones, 'explosivas', sobre su situación en el club a efectos de contrato. Por orden, ha dicho del encuentro que "el equipo ha hecho hoy un partido de lo más completo". "Ha habido mucho sacrificio. El Reus es de los mejores fuera de casa, pero hemos dado la cara y hemos sabido cuando teníamos que salir en velocidad", agregando que "este es el camino a seguir".

Dentro del análisis de la mejoría del equipo, Salvi ha señalado que "sabíamos la idea Álvaro Cervera, pero cuando hay fichajes se necesita un proceso de adaptación; la gente se está adaptando bastante bien". El extremo sanluqueño ha tratado de hacer hincapié en la dificultad del triunfo a pesar del 2-0. "Accesible no hay nada porque todos lo ponen difícil. A falta de finiquitar algún contragolpe, al final se logra un resultado que a la gente la deja feliz".

En cuanto a sus manifestaciones del pasado jueves, en las que apelaba a su situación en el club, dijo que "no me arrepiento de lo que dije". "Soy un hombre de palabra y digo siempre lo que siento. Sin olvidar que yo lo doy todo en el campo".

Por su parte, una de las voces autorizadas dentro del vestuario del Cádiz, José Mari, parece que le va cogiendo el pulso a la competición en la campaña de su reaparición. "En los partidos anteriores me he ido encontrando bien, pero no hay que olvidar que estuve ocho meses y medio sin competir. Eso se nota en la Segunda División, que es bastante dura".

El centrocampista ha analizado el choque en los siguientes términos. "Era un partido de mayor dificultad de lo que pensábamos porque teníamos enfrente a un equipo que te somete con el balón. Hemos realizado un partido muy completo sabiendo en todo momento dónde presionar. Nos llevamos tres puntos muy importantes".

Se le ha recordado unas manifestaciones suyas hace un mes, cuando el equipo estaba inmerso en una profunda crisis, en las que se mostraba optimista. "Dije que había que tener paciencia cuando nadie apostaba por ello. Con trabajo y con toda la gente bien se ve que somos fuertes y que estamos en la línea de los últimos años", agregando que "el Cádiz en los momentos buenos es una pasada, pero en los malos todo se te puede volver en contra". "Los veteranos sabemos que hay que tener paciencia y que el objetivo es sumar cincuenta puntos y tener los pies en el suelo. El que meta la pata se puede ir al pozo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios