Cádiz CF

El récord del Cádiz de Orúe, en el punto de mira

  • Logró el tope del club, con nueve victorias seguidas, en la Segunda B 2000/2001.

Carlos Orúe hace indicaciones en el Coria-Cádiz (0-4) de la 2000/2001. Carlos Orúe hace indicaciones en el Coria-Cádiz (0-4) de la 2000/2001.

Carlos Orúe hace indicaciones en el Coria-Cádiz (0-4) de la 2000/2001.

Con el récord de victorias consecutivas en la categoría de plata igualado el pasado domingo por parte de la plantilla adiestrada por Álvaro Cervera, que acumuló su séptimo triunfo sin interrupción para emular a los equipos del Cádiz que hicieron lo propio durante las temporadas 2004/05 y 2017/18, ahora se plantean nuevos retos en lo que respecta a conseguir registros sin precedente alguno en la historia del club de la capital gaditana.

Lógicamente, lo primero que está al alcance es quedarse como líder en solitario en lo que respecta a encadenar encuentros ganados en Segunda División. La marca de siete que se completó frente al Rayo Majadahonda sirve en la actualidad para compartir hazaña con las escuadras cadistas de las dos campañas referidas con anterioridad, al mando de las cuales se hallaban el uruguayo Víctor Espárrago y el propio Álvaro Cervera. Para mejorar sus marcas basta con imponerse este viernes al Málaga CF en La Rosaleda, lo cual parece sobre el papel una tarea cargada de complicaciones. Así se llegaría a ocho victorias seguidas, lo nunca visto en los ejercicios ligueros cumplimentados por el Cádiz en esta categoría.

Ese octavo éxito supondría a su vez colocarse a un solo encuentro de igualar el récord absoluto del club, sin tener en cuenta la categoría en que se militara. El mismo lo posee, con nueve triunfos -nada menos que 27 puntos sumados de 27 en litigio-, la plantilla que en la temporada 2000/2001 comandaba desde el banquillo el técnico jerezano Carlos Orúe. Ahora habría que batir asimismo al Deportivo en el Carranza para imitarla.

Aquellos nueve triunfos consecutivos formaron parte de una racha de 17 encuentros sin sufrir derrota alguna

Por aquel entonces, el Cádiz militaba en el grupo IV de Segunda División B y pasaba por unos problemas económicos de tal envergadura que incluso pusieron en peligro la supervivencia de la entidad. Inesperadamente, los jugadores ofrecieron un rendimiento muy por encima del esperado y acabaron ocupando el primer puesto, pero en la liguilla de ascenso se cruzó un Nástic de Tarragona que fue el que acabó subiendo.

Antes, el Cádiz venció en las nueve últimas jornadas de la liga regular contra estos rivales: Xerez Dvo. (0-2), Balona (0-3), Granada (1-0), San Fernando (0-1), Melilla (1-0), Jerez CF (0-1), Dos Hermanas (2-0), Talavera (0-3) y Don Benito (2-1). La racha se cortó en el primer choque de la fase de ascenso, saldada con derrota (3-1) en Tarragona. Esos nueve triunfos sirvieron además para alinear 17 jornadas sin perder.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios