Cádiz CF

El peligro amarillo es ahora rojillo

  • El ex cadista Juan Villar, goleador del Osasuna, es una de las grandes amenazas para Cervera

Juan Villar clava su mirada en la grada de El Sadar después de anotar un gol. Juan Villar clava su mirada en la grada de El Sadar después de anotar un gol.

Juan Villar clava su mirada en la grada de El Sadar después de anotar un gol.

Comentarios 0

Juan Villar se asoma por el horizonte como uno de los problemas que el Cádiz tendrá que combatir el próximo domingo en el campo del Osasuna. El ex cadista es el máximo goleador del equipo rojillo y un jugador que, si tiene la tarde, es un quebradero de cabeza para las defensas rivales. Con un 'puntito' a lo Curro Romero, el onubense es un melón por calar que en el presente curso va camino de batir registros en el ataque de los navarros.

El ex amarillo despidió 2018 logrando su octavo gol en Liga en lo que va de campaña. Se trata de una cifra que, a falta de dos jornadas para la conclusión de la primera vuelta del campeonato, le permite igualar el registro del máximo artillero liguero de Osasuna la temporada pasada, Xisco, que consiguió un total de ocho goles. Juan Villar vuelta alto ya metido en los 30 años, y a las puertas del ecuador de la Liga en Segunda A, sólo hay tres jugadores con más tantos anotados a la conclusión de las 19 primeras jornadas. El más destacado es Enric Gallego (Extremadura), que lleva 14; Quique (Deportivo de la Coruña) suma diez; y todo un veterano como Rubén Castro (Las Palmas) ha perforado la portería contraria en nueve oportunidades. Por detrás de este trío de ases hay un grupo de cuatro futbolistas con ocho goles entre los que se encuentra el propio Villar, quien comparte ese honor con Juan Muñoz (Alcorcón), Sory Kaba (Elche) y Lago Junior (Mallorca).

El ex jugador del Cádiz, por el que el Osasuna abonó 850.000 euros al Tenerife el pasado verano -el club insular percibirá 300.000 más si el conjunto navarro asciende y el delantero juega al menos el 60% de los minutos-, va lanzado y amenaza registros de la historia reciente del Osasuna, como los 14 tantos de Iván Rosado en la temporada 2000-01; y los 13 de Oriol Riera en el curso 2013-14 y de Jan Urban en el ejercicio 1990-91 (en Primera División en los tres casos), por citar a los pichichis rojillos más anotadores de los últimos 38 años.

El registro de Villar tiene aún más mérito si se analiza que ha jugado 13 de los primeros 19 encuentros ligueros y que en dos de ellos ni siquiera fue titular; es decir 876 minutos en sus piernas y ha sido capaz de hacer ocho goles, uno cada 110 minutos aproximadamente. El jugador marcó en dos de los tres últimos partidos del año recién finalizado, aunque su mejor racha de anotar lo hizo en dos jornadas consecutivas en el ecuador de la primera vuelta, cuando perforó la portería del Rayo Majadahonda y la del Málaga.Hay que destacar también que el Osasuna ha sumado en cada uno de los ocho encuentros en los que Juan Villar ha visto portería (cinco victorias y tres empates), lo que otorga mayor realce al significado de los tantos del ex cadista, que será enemigo número uno del amarillo vistiendo ahora de rojillo.

Cabe recordar que el onubense fue uno de los fichajes más sonados del Cádiz en la campaña 2012-13, la de los italianos de Sinergy. Fue una apuesta que terminó por dar un buen resultado y uno de los pocos futbolistas que se salvó de la quema aquella temporada para olvidar en la que el equipo coqueteó con el descenso a Tercera. Permaneció en el Cádiz dos campañas más en las que no subió a Segunda A a pesar de jugar dos fases de ascenso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios