Fútbol | Segunda División B

El filial del Cádiz CF pierde en el minuto 95 (1-0)

  • Los amarillos aguantan con entereza al Córdoba hasta que llega una prolongación letal.

José Alonso pugna con un futbolista del conjunto cordobesista. José Alonso pugna con un futbolista del conjunto cordobesista.

José Alonso pugna con un futbolista del conjunto cordobesista. / CÓRDOBA CF

Derrota dolorosa del Cádiz B en Córdoba (1-0), donde es cierto que estuvo a merced del rival durante muchas fases pero se le escapó un punto cuando ya estaba a punto de acabar el choque. Un empate con sabor a victoria que al final se esfumó para desesperación de un filial que acabó con algunos de sus jóvenes jugadores llorando sobre el césped del Nuevo Arcángel.

Juanma Pavón realizó un cambio en el once sobre lo previsto inicialmente, ya que dejó fuera a Seth Vega para dar la oportunidad a Nieto. El resto del dibujo era similar. Sin embargo, el técnico onubense no contaba con un contratiempo muy importante como fue la lesión de Moi, quien a los siete minutos tiene que dejar el campo. Su lugar fue para Iván Robles, el lateral derecho titular durante algunos encuentros.

El filial amarillo estaba bien situado ante un Córdoba que trataba de llevar la iniciativa cargando el ataque por su banda derecha. El primer aviso lo dio un muy activo De las Cuevas, quien de fuerte lanzamiento puso a prueba a un Cristian Arco que despejaba con solvencia. Ese ataque no cambiaba el escenario porque los yogurines seguían con temple en un escenario de Primera.

Trataba de estirarse el Cádiz B por banda con una llegada de Iván Robles cuyo centro no encontraba el objetivo deseado. Lo importante de esa jugada es que los blanquiverdes comprobaban que el filial no renunciaba a nada. Los mejores minutos de los gaditanos se alargó algo más con la mejor ocasión del primer periodo; un balón colgado al área acaba en pies de Saturday, tras varios rechaces, pero el africano no conecta bien cuando tenía a Becerra fuera de su portería.

Los problemas eran menos de los esperados para los pupilos de Pavón pero no se olvidaba en ningún momento que enfrente estaba uno de los gallitos del grupo IV. Y lo pudo sentir en el 33', cuando un centro pasado lo despejaba Cristian Arco y el rechace quedaba a pies de De las Cuevas, quien enganchaba de semivolea salvando de cabeza José Alonso lo que parecía el 1-0. El primer periodo se despedía con dos intentonas de Javi Navarro con tiros lejanos que no lograban le meta fijada pero que mostraban los dientes del filial al adversario.

A la vuelta de vestuarios el equipo de Enrique Martín salió al césped con el mando en su poder, quizás tratando de romper la igualdad cuanto antes. Lo esperaba así el filial, que se reforzaba en la zaga para las llegadas de los rivales. Después de un centro de Jordi Tur al que no llegó con todas las garantías Nieto, la réplica de los cordobeses fue para asustar con un centro muy intencionado de Zelu al que Javi Flores no llegaba por poco. La banda en la que defendía Iván Robles era la preferida por los locales.

Pavón se percataba del problema y de la falta de balón de los suyos y retiraba a Sergio Pérez para que esa misión recayera en Víctor Morillo. Lo más positivo para el cuadro cadista era que alcanzaba el minuto 60 sin sufrir en exceso, lo que empezaba a inquietar a una grada animosa pero preocupada. Por momentos el juego era trabado y con faltas y problemas físicos en uno y otro conjunto, un aspecto que ayudaba a los amarillos para frenar el ritmo del derbi andaluz.

El conjunto amarillo se soltaba en una acción de estrategia en la que Víctor Morillo buscaba a Javi Navarro, quien tras cambiarse el balón de pierna soltaba un chut raso pero fácil para el cancerbero cordobesista. Seguidamente era De las Cuevas el que lanzaba un centro-chut que se envenenó buscando el segundo palo de la portería de Cristian Arco. 

Con el minuto 70 encima el runrún en la grada iba en aumento mientras el cadista Hernán Lino entraba al campo en lugar de Nieto, aquejado de algunos problemas físicos. La afición se cansaba de esperar una llegada clara que comprometiera al filial, que aguantaba sin sufrir y buscando un resquicio por el que atacar. En uno de los balones colgados por los locales Sergio González, en su afán por cortar, casi la mete en su portería ante un Cristian Arco que se había quedado vendido.

La polémica se originaba en el 73', cuando Lino efectuaba un regate muy bueno pero era cazado por un rival dentro del área sin que el colegiado marcara nada. Las protestas de Pavón dieron paso a una amarilla para que se calmara en la zona de banquillos. Quizás hubo estrategia por parte del técnico para enfriar el juego.

La mejor llegada del Córdoba en la segunda mitad nació de un centro de Fernández desde la derecha que De las Cuevas cabeceó estrellando el esférico en el larguero. Cristian Arco hizo la estatua ante un balón al que no llegaba de ninguna manera.

A falta de cinco minutos para el 90', el Cádiz B apretaba para evitar un sufrimiento aún mayor. Mientras, el Córdoba cargaba su armamento dando entrada a Juanto Ortuño, otro atacante, y se volcaba sin generar algún peligro claro. Eso sí, dominaba todo ante un enemigo que no superaba la zona ancha.

La mejor de los locales llegó en el 91' en un cabezazo de Djetei que Cristian Arco sacó con una mano genial cuando se cantaba el gol. Apretaba el Córdoba y perdía tiempo el Cádiz B hasta que llegó el palo grande en un córner que acabó con el balón en pies de De las Cuevas, quien en el segundo palo aprovechó que se zafó de Iván Robles para marcar por debajo de la piernas de Cristian Arco. No hubo tiempo para más antes de que cayera una derrota muy dura en lo anímico. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios