CÁDIZ CF El equipo vela armas ante una gran cita

  • El hecho de que Cervera califique como "final" el duelo del lunes, cala hondo entre los futbolistas

Cervera clava su mirada en un balón mientras sus jugadores trasladan una portería portátil. Cervera clava su mirada en un balón mientras sus jugadores trasladan una portería portátil.

Cervera clava su mirada en un balón mientras sus jugadores trasladan una portería portátil. / MARCOS PIÑERO

No es un partido cualquiera. El lunes llegará el Málaga y en el cadismo se palpa lo que supone la visita del equipo de la capital de la Costa del Sol. Uno de los gallitos de la categoría que precisa recuperar crédito en un feudo ten respetable como Carranza. Una cita con sabor a grandeza, con recuerdo y guiños al Cádiz de siempre y al anterior Málaga, aquel que ya paseó sus glorias por la élite del fútbol español.

El mensaje de Álvaro Cervera es lo que podía faltar para acabar por dar calor al choque. El entrenador del Cádiz dijo el viernes que para su equipo el derbi es una "final". Un término corto a la hora de transcribirlo pero profundo en definición. No es un encuentro cualquiera, es un Cádiz-Málaga con el aliño que conlleva este cruce y con un puerto de montaña de 'Primera' esperando aún a unos cuantos kilómetros. Ese mensaje ha llegado al grupo de futbolistas.

El duelo regional, de los históricos en décadas en Primera y en Segunda A, tiene un tirón enorme en ambas capitales, que comparten muchas cosas por sus culturas y que son igual de apasionadas cuando se trata de entender el sentimiento llamado fútbol.

Álvaro Cervera ha cerrado a cal y canto las instalaciones de El Rosal a pesar de ser fin de semana de competición para las secciones inferiores. Nada de partidos por la mañana en la ciudad deportiva porque el protagonismo y la calma ganan por goleada en favor del primer equipo. Es el precio que hay que pagar para preparar un encuentro de esta dimensión.

El entrenador del Cádiz es experto en no dar una sola pista y esconder sus cartas hasta el final. Los debates deportivos de esta semana pasan por la definitiva recuperación de Manu Vallejo y de ver a quién le asigna el '9', tras tenerlo en el Cerro del Espino Rennella, que ahora debe esperar al tener que cumplir un ciclo de cartulinas amarillas. Sin el ex del Extremadura, las miradas apuntan a Lekic sabiendo que Vallejo tiene el ok para volver al once. Hay varias piezas que debe ubicar el preparador para disponer de la gente determinante y en los sitios en los que marcan la diferencia.

Jovanovic es otro futbolista que actúa en ataque, así como Mario Barco pero con este último ha quedado de manifiesto hace tiempo que es una de las últimas opciones para Cervera. Ver a este delantero en el once sería una sorpresa mayúscula.

El alto riesgo de la cita estará dentro y fuera del terreno de juego. Fuera, por lo que supone la llegada de aficionados con los que existe rivalidad. Dentro, por la importancia de los puntos en juego porque no sumar a esta altura y con lo aprietan los que vienen por detrás. Esa presión es un riesgo grande por lo que supondría para el posible perdedor del derbi.

La historia futbolística entre estas dos ciudades han tenido muchos encuentros y desencuentros con el amarillo y el blanquiazul de por medio. Pero gana la 'batalla' aquella promoción de 1991, con el Cádiz tratando de seguir en Primera y el Málaga buscando el pasaporte amarillo para meterse en la élite. Entonces la balanza cayó de lado gaditano en una herida que sangra entre los aficionados más veteranos del conjunto de la Costa del Sol.

La historia es lo que queda pero de ella no se vive a pesar de que sea un grato recuerdo del viejo Carranza. Lo seguro es que se respira partido importante, duelo con grandeza a pesar de estar enmarcado en Segunda A.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios