Cádiz CF Las cuentas pendientes, según Vizcaíno

  • El presidente se vuelve a acordar de Quique Pina: "Hay que crecer sin navajadas traperas"

El máximo dirigente de la entidad amarilla vuelve a 'azotar' al que fue su mano derecha. El máximo dirigente de la entidad amarilla vuelve a 'azotar' al que fue su mano derecha.

El máximo dirigente de la entidad amarilla vuelve a 'azotar' al que fue su mano derecha. / joaquín hernández kiki

Lo de Manuel Vizcaíno y Quique Pina se alarga en el tiempo como un combate interminable en el que los 'golpes' van por barrios y cada uno lo da a su manera. La privilegiada situación del presidente, dentro del club, le otorga ahora mismo cierta ventaja para dar 'toques' al que fue hasta hace poco su mano derecha en la aventura empresarial llamada Cádiz CF SAD.

El sevilano se acordó ayer de nuevo del murciano, utilizando los siguientes términos: "Yo le deseo lo mejor en ese tema -dijo al referirse a la Operación Líbero- y, como dije, no estamos juntos. Hay que crecer sin navajadas traperas, buscando sólo el interés del Cádiz y no el de cada uno. Ya se van a acabar las bicefalias y los dos discursos", señaló ayer en la tertulia de Cope, que dirige Rubén López.

La intervención del máximo dirigente de la entidad amarilla dio para mucho, siendo reiterativo en referirse a Pina; en esta ocasión por el grupo norteamericano que estaría dispuesto a adquirir las acciones del ex presidente del Granada. "Siguen interesados. Es un grupo bastante fuerte que tiene intención de invertir en el Cádiz, pero tenemos que opinar dos personas", añadiendo seguidamente que "es bueno para el Cádiz porque nos consolidaría y podríamos convertirnos en un club poderoso". "Sabe cómo funciona el Cádiz y quién es cada uno".

En la diana de Vizcaíno parece que también tiene un hueco el director deportivo, Juan Carlos Cordero, precisamente con el que hay un pleito abierto acerca del contrato del responsable de la confección de la plantilla. "El contrato de Cordero se resolverá según la ley. Entiendo que al final no es cuestión de llevar la razón, sino de que se argumenten las cosas". Todo ello para acabar maquillando su opinión. "Es un buen director deportivo y la relación es fluida".

La crisis institucional no cesa pero mientras entra la pelota todo está de cara para el presidente, que tira de números para hablar de logros bajo su gestión, si bien habla de una deuda total que no encaja con lo que se conoce desde hace algunos años. "Estaremos alrededor de los cinco millones de deuda neta y hay que hacer los ajustes. Estábamos en 20 cuando nosotros entramos. Algo bueno habremos hecho", manifestaba con cierta satisfacción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios