Cádiz CF

Toma el desafortunado relevo de José Mari

José Mari. José Mari.

José Mari. / fito carreto

Una semana antes de la Nochebuena del año pasado, José Mari dio el disgusto más grande al cadismo la pasada temporada. Un futbolista tan importante como el roteño se rompía después de una terrorífica entrada de Papu, en un Zaragoza-Cádiz. Una rodilla del cadista no aguantó tanta fuerza desmedida y se la llevó por delante lesionándole el menisco externo y también el ligamento cruzado anterior. El resto de la temporada lo vivió en la grada.

Casi nueve meses después el terror por este tipo de lesión se ha asentado en el vestuario cadista con lo que le sucedió ayer a Juan Hernández, que tiene el triste honor de tomar el desafortunado relevo de José Mari. A buen seguro que el roteño habrá sido de los primeros en estar cercano al extremo, sabedor de lo que ahora mismo debe estar pasando por su cabeza. A José Mari, un jugador clave para Álvaro Cervera, le destrozó más de media campaña y el equipo amarillo lo acusó de forma notable en una demarcación en la que su papel es clave. Juan Hernández, que apostó por bajar al Sur para estar en el proyecto amarillo tras su ciclo en el Celta B, debe armarse de paciencia porque le quedan por delante entre seis y ocho meses hasta volver a los terrenos de juego. Siete meses fueron los que precisó José Mari, por lo que el periodo de recuperación ahora puede rondar un tiempo similar.

Hay diferencias entre un caso y otro. El ex del Celta B es más joven que el roteño, pero también puede haber puesto el punto y final a su ciclo como cadista al estar cedido y contemplarse ahora mismo muy lejos en el tiempo que siguiera en el proyecto a partir del próximo 30 de junio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios