Cádiz CF Rubiales toma el camino de Cervera: La lucha no se negocia

  • El Cádiz se identifica con el mensaje del presidente de la RFEF de acabar la Liga "como sea".

Cervera no se queda de brazos cruzados a la espera de la vuelta de la competición. Cervera no se queda de brazos cruzados a la espera de la vuelta de la competición.

Cervera no se queda de brazos cruzados a la espera de la vuelta de la competición.

El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, lo tiene claro en su mensaje cada vez que habla en público: La temporada debe concluir, la Liga debe continuar cuando sea posible. Algo así como que la lucha, su lucha con Javier Tebas, no se negocia. Coincidencia de mensaje con Álvaro Cervera, que hasta en camisetas y sudaderas ha llevado el lema LLNSN (la lucha no se negocia) que le acompaña esta campaña. Cada uno en su lucha, Rubiales y Cervera quieren llevarla hasta el final.

Desde la entidad cadista la atención es absoluta cuando se producen las manifestaciones del máximo responsable de la RFEF, que son habituales en estas fechas tan convulsas por el parón obligado de la competición como consecuencia de la crisis del coronavirus. Desde el líder de Segunda División A se mide al milímetro el mensaje que lanza Rubiales porque está en juego, nada menos, que el ascenso a Primera.

En la sede amarilla resoplan con la confianza de que la Liga seguirá su curso antes o después, ya que incluso se contemplan fechas tardías de 2020 para su reorganización. Otra cuestión distinta pasa por tener un calendario 'estrangulado' con varios encuentros seguidos con una diferencia entre uno y otro de apenas 48 horas, que es ahora mismo uno de los puntos discordantes con Tebas y 'su' Liga.

Y es que la lucha no se negocia porque desde el Cádiz apuestan por seguir compitiendo, pelear cada minuto sobre el verde el liderato del que puede presumir en la categoría de plata y que se ha ganado con creces semana tras semana desde que arrancó la campaña. No hay lugar a otra decisión porque se huye, desde el club cadista, del temor que pulula en el planeta fútbol de que se declarara la temporada nula; es decir, empezamos en agosto de este año con los equipos igual que en agosto de 2019. Ni ascensos ni descensos y, además, el Cádiz con una sanción sobre la cabeza que le impide realizar incorporaciones por el 'caso Momo Mbaye'.

Y es que ya lo viene diciendo Cervera y también lo muestra, sin llevar camisetas ni sudaderas para ello, Rubiales. "Cuando la sociedad esté recuperada de esta pandemia, creemos que las ligas tienen que terminarse y haber ascensos y descensos". Son las palabras del que parte el bacalao en la Real Federación Española de Fútbol, aunque desde LaLiga Javier Tebas trate de arrebatarle el 'cuchillo' que acabará por trocear el nuevo escenario obligado que se abre para el deporte rey.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios