cádiz cf

Manu Vallejo, máximo goleador

  • El canterano, autor de cinco tantos en la pretemporada, sigue empeñado en derriba la puerta del primer equipo

El jugador celebra un gol con el Cádiz B la pasada temporada. El jugador celebra un gol con el Cádiz B la pasada temporada.

El jugador celebra un gol con el Cádiz B la pasada temporada. / Ramón Aguilar

El Cádiz llega a la recta final de la pretemporada con las buenas sensaciones que deja el balance de ocho victorias en otros tantos encuentros, rubricado con la primera copa del Trofeo Ciudad de La Línea que pasa a formar parte de las vitrinas del club.

Si en el plano colectivo el equipo busca el ritmo adecuado para iniciar la competición oficial –la Liga arranca el próximo día 17 en casa ante el Almería-, en el apartado individual sobresale con mayúsculas la aportación de Manu Vallejo. El canterano se está saliendo. Exprime al máximo cada minuto que le concede el entrenador y se empeña en llamar con fuerzas a la puerta del primer equipo. A falta del Trofeo Carranza, es el máximo goleador de la pretemporada con cinco goles. Hizo dos frente a un rival muy inferior como es el Barbate, aunque luego marcó otros dos contra adversarios de la categoría de plata: uno ante el Elche y otro frente al Mallorca, además del que firmó contra la Balona –Segunda B-. Su actuación más sobresaliente fue en el amistoso contra el cuadro ilicitano, en el que además de anotar sirvió una asistencia.

Una puerta, la del primer equipo, que puede llegar a derribar. Álvaro Cervera y el director deportivo, Juan Carlos Cordero, han reconocido que la decisión es complicada. El futbolista lo está poniendo difícil. La idea inicial de los responsables deportivos, que no está descartada, era que el extremo hiciera la pretemporada con el Cádiz y después saliera cedido a una escuadra de Segunda División B para acumular minutos sobre el césped todos los fines de semana. El Recreativo de Huelva es el mejor situado para hacerse con sus servicios durante una campaña.

Pero el chiclanero está pujando con fuerza por un sitio en la plantilla cadista y demuestra que tiene condiciones para ser uno más. El problema, si se queda, es entonces quizás no tendría la continuidad que si hallaría en un conjunto de la categoría de bronce.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios