Cádiz CF | Obituario Fallece Rodríguez Murillo, que fuera consejero cadista

  • El dermatólogo se convirtió en un hombre fuerte en la etapa de Antonio Muñoz

  • Estuvo al frente de la parcela sanitaria del club y se le ofreció el cargo de presidente

Rodríguez Murillo (d) conversa con Martín García Marichal en la etapa de ambos en el club. Rodríguez Murillo (d) conversa con Martín García Marichal en la etapa de ambos en el club.

Rodríguez Murillo (d) conversa con Martín García Marichal en la etapa de ambos en el club. / Julio González

El cadismo ha perdido esta tarde a uno de los consejeros con mayor recorrido en el club en los últimos años. Se trata de José Antonio Rodríguez Murillo, un gaditano en todo el sentido de la palabra que llevaba el amarillo y azul grabado a fuego. El dermatólogo se va con 71 años y después de tener un papel muy activo en el club cadista y en otros ámbitos de la ciudad.

Rodríguez Murillo fue siempre una persona muy cercana al Cádiz CF, al que se unió como consejero pocos años después del desembarco de Antonio Muñoz Vera en mitad de la década de los 90. Con el tiempo, se fue convirtiendo en una persona con mucho peso dentro de la entidad, asumiendo con éxito la parcela sanitaria y teniendo un papel notorio en la deportiva. De hecho, fue uno de los que participó en la contratación del paraguayo Javier Acuña.

La imagen de hombre serio y riguroso, siempre apelando a unos valores acordes a la realidad de cada momento, provocó que en alguna ocasión desde el propio consejo de administración del Cádiz se le propusiera que se hiciera cargo de la entidad como presidente. Sin embargo, Rodríguez Murillo tiraba de humildad para permanecer con el brazo extendido pero a la sombra, como hizo hasta que en 2011 presentó su dimisión.

Durante su larga etapa en el organigrama directivo cadista, este gaditano se ganó el respeto de sus compañeros y de cientos de cadistas que le veían como una persona con capacidad para llevar al lugar que merece el club. Interlocutor en más de una ocasión con el Ayuntamiento que encabezaba Teófila Martínez, desde la propia Casa Consistorial veían también en él a la persona adecuada para asumir los galones como presidente de la entidad, lo que nunca sucedió porque no era su deseo. Fue Enrique Huguet el que tomó la poltrona tras dar un paso al lado Muñoz.

En su etapa como futbolista, Rodríguez Murillo llegó a jugar en uno de los mejores Cádiz juvenil que se recuerda. Lo hizo como defensa central junto a jugadores de aquella época como Paco Baena, Acedo, Paco Vázquez o Antonio Díaz. Cuando priorizó su formación académica, el fútbol en activo pasó a ser una diversión secundaria.

Además de su papel en el Cádiz CF, José Antonio ejerció de Rey Mago en 1996. Lo hizo junto a Juan Carlos Romero Abréu y Salvador Navarro Villegas, siendo aquel año Estrella de Oriente la periodista, hoy gerente de Onda Cádiz TV, Inmaculada Macías. Igualmente en 2016 el Ateneo de Cádiz le concedió un premio como Gaditano Ilustre, en la parcela científica, por ser especialista en Dermatología Médico-Quirúrgica y Venereología, destacando como médico y docente e investigador de la Universidad de Cádiz. 

Los restos mortales de Rodríguez Murillo serán trasladados en las próximas horas al Tanatorio Servisa, en la calle Chiclana del recinto exterior de la Zona Franca. Descanse en paz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios