Cádiz CF

Satisfecho pero no contento

  • El entrenador del Cádiz lamenta que el buen partido “no baste para ganar” y admite que seguirá “ocupando a jugadores en posiciones no habituales”

Álvaro Cervera, en el banquillo local del Carranza en el partido ante el Sporting. Álvaro Cervera, en el banquillo local del Carranza en el partido ante el Sporting.

Álvaro Cervera, en el banquillo local del Carranza en el partido ante el Sporting. / Julio González

El entrenador del Cádiz se ha mostrado más satisfecho que contento porque aunque la imagen del equipo mejoró, no bastó para ganar. “Por momentos el equipo me ha gustado mucho, hemos sido fuertes sin dejar que el Sporting hiciera su juego, pero también hemos sufrido momentos de despiste y ellos han tenido sus ocasiones al final incluso para ganar”, recuerda. “Ahora mismo con esto no es suficiente para ganar, estoy contento con el partido pero seguimos sin ganar”, insiste.

Preguntado por los cambios en el once, la titularidad de Jairo, la ubicación de Manu Vallejo en punta, el debut de Sergio Sánchez, Álvaro Cervera explica que “hay que buscar la manera de que el equipo sea mejor para estar más cerca de ganar. La velocidad por fuera no nos está dando gran cosa, así que intentamos que los interiores tengan más control de balón y la velocidad esté arriba”. “Ha salido más o menos bien pero no son delanteros puros y llegamos con menos daño que otros equipos. Buscamos la manera de ganar y pensábamos que era así. Por momentos ha salido bien pero ahora mismo que nos saquen un balón debajo del palo o un mano a mano no vale”, lamenta.

Mejor atrás que delante: “En el aspecto defensivo el equipo ha estado bien salvo al final, que sólo pensamos en ganar y dejamos más espacios, aparte de los cambios de ellos; en el global del partido ellos no han llegado con claridad, sólo al final”.

Curiosamente, faltando gol el único delantero sano no ha jugado. “Es por el tema de la velocidad; estoy satisfecho con Lekic, es fantástico, entrena fenomenal, pero analizamos los partidos y como no somos tan peligrosos por fuera vemos la forma de llegar de otra manera. Jugar con uno solo arriba igual no puede ser porque el equipo hace muchas cosas pero sin llegar a concreción”.

Tras explicar que el cambio de José Mari fue “porque lo pidió el jugador” y que no sabe qué le pasa a Kecojevic, “sólo que tiene el codo vendado”, razona que “estamos en la jornada 10, debemos tener claro qué equipo somos, si jugamos con velocidad somos peligrosas y si no lo somos para nosotros”. En cualquier caso, admite que “vemos que quizás hay que ocupar a jugadores en posiciones que no eran las habituales y al equipo puede venirle bien”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios