Cádiz CF

Notable en el debut

  • Sergio Sánchez se estrena con la elástica del Cádiz liderando a la defensa con su buena colocación y experiencia

Sergio Sánchez se incorpora tras una pugna con Djurdjevic. Sergio Sánchez se incorpora tras una pugna con Djurdjevic.

Sergio Sánchez se incorpora tras una pugna con Djurdjevic. / Julio González

Sergio Sánchez, hasta la fecha el último fichaje del Cádiz esta temporada, se estrenó al fin con la elástica amarilla y lo hizo protagonizando una actuación notable que, por desgracia, no estuvo acompañada de una victoria ante el Sporting de Gijón. No obstante, el equipo mantuvo su portería a cero y en ese sentido no cabe duda que el entramado defensivo funcionó como era deseable, salvo contadas excepciones cuando al final la ambición o ansiedad propició que la búsqueda del triunfo conllevara dejar demasiados espacios al adversario.

Desde los compases iniciales se pudo comprobar el tipo de jugador que es, bien colocado, tirando de experiencia para compensar las limitaciones de un futbolista al que le faltan muchos minutos para adquirir el ritmo necesario, y asumiendo por momentos galones que en teoría no corresponden a un recién llegado. La personalidad es la personalidad.

Pese a que no tuvo suerte en el primer balón que tocó, al hacer falta a un rival, las siguientes acciones marcaron la pauta de lo que iba a ser su actuación en el encuentro, con un buen corte de balón tirándose al suelo y una acertada salida a la banda derecha para tapar una internada. Mandó un mensaje de sus intenciones a los contrarios desde el comienzo.

El central asume galones atrás, primero junto a Kecojevic y luego con Marcos Mauro

Igualmente, no dudó en acudir a dialogar con el árbitro tras una falta cometida sobre un compañero en la zona ancha y dio muestras de su temple al sacar un balón comprometido con un amago notable, aunque en el posterior pase, en horizontal –terminantemente prohibido en estos casos-, casi se queda corto.

Atendido fuera del campo, junto al Fondo Norte, tras recibir un golpe en la cara, pasada la media hora vio cómo cambiaba su pareja en el centro de la zaga al sustituir Marcos Mauro al lesionado Kecojevic. Sin problema. Sergio continuó liderando a la zaga.

Hasta el descanso, sin vacilar en sus intervenciones, anticipándose con contundencia y, ya camino del vestuario, de nuevo protagonista al discutir con el sportinguista Álex Pérez en una pequeña trifulca. Nada serio. Hay que marcar territorio en todos los espacios del campo.

En la segunda parte, primero Djurdjevic y más tarde Neftalí le exigieron de lo lindo en el cuerpo a cuerpo, yendo al choque, pero el catalán respondió sin arrugarse. Un sprint lanzándose al final al césped para evitar un córner, sin conseguir su propósito, puso de manifiesto dos virtudes, pundonor y compromiso, que con toda certeza valoran Álvaro Cervera y cualquier otro entrenador.

Además, en las acciones defensivas a balón parado, faltas laterales y saques de esquina, no se limitó a asegurar su marca sino que se erigió en voz cantante mandando en la retaguardia. Debut prometedor y firme candidatura a la titularidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios