La vivienda en Cádiz

“El tope de gasto para un gaditano a la hora de comprar un piso está en 590.000 euros”

  • Una vivienda por 150.000 euros muchas veces no pasa de los 40 metros cuadrados

Una de las promociones más recientes, con un éxito de ventas. Una de las promociones más recientes, con un éxito de ventas.

Una de las promociones más recientes, con un éxito de ventas. / Jesús Marín

Un piso en el Mentidero se vende por 89.000 euros. No está nada mal, en pleno centro de Cádiz, en una ciudad donde tanto cuesta encontrar una vivienda. El problema viene cuando esta casa apenas llega a los 30 metros cuadrados de superficie y, encima, está ubicada en una cuarta planta sin ascensor.

Es cierto que el siempre complicado mercado inmobiliario de la ciudad está sacando a la calle viviendas con precios que se podrían considerar asumibles, en un entorno de los 150.000 euros, pero también son en su mayoría casas de tamaño muy reducido, interiores en edificios antiguos y muchos necesitados de numerosas reformas. Incluso en Bahía Blanca se vende un piso de 38 metros cuadrados, también interior pero con un coste de 151.766 euros.

Las nuevas promociones que se están construyendo por parte de la iniciativa privada, amplias en número tras años de sequía, salen al mercado con precios que oscilan entre los 250.000 y los 500.000, salvo casos excepcionales de áticos o dúplex que superan esta última cifra.

Lo cierto es que hay un límite en la visión del gaditano. “No hay que llegar a los 600.000 euros, hay que quedarse como mucho en los 590.000 como una cantidad asumible por parte de compradores de la ciudad”, constata Manuel Gómez, de Comunidades del Sur, una de las grandes inmobiliarias de la provincia. Por encima de esta cifra resulta difícil vender salvo que el comprador venga de fuera de la capital, fundamentalmente madrileños o vascos que quieren tener en Cádiz su segunda residencia, o retirarase a ella tras su jubilación.

Este colectivo, que se ha ido incrementando en los últimos años incluso adquiriendo fincas para su rehabilitación, también se ha visto afectado por los efectos perversos para la economía de la pandemia, enfriando la fiebre compradora de los últimos ejercicios.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios