Diseño de la ciudad

Urbanismo feminista, un Cádiz para todas y todos

  • El Ayuntamiento organiza unas jornadas los días 4 y 5 de noviembre que se erigen como el primer paso para un proyecto más ambicioso

Una imagen de la calle Matía, con una acera demasiado estrecha y otra inhabilitada.

Una imagen de la calle Matía, con una acera demasiado estrecha y otra inhabilitada. / Julio González

Se olvida –o se pretende que se olvide– que el objetivo perseguido por el feminismo es conseguir la igualdad entre las personas; por ello cuando nos topamos con un concepto como el de urbanismo feminista –en el que se profundizará los próximos 4 y 5 de noviembre en unas jornadas organizadas por el Ayuntamiento de Cádiz y abiertas a toda la ciudadanía– nos referimos a la construcción de una ciudad más amable para todas, y también para todos, sin distinción de género, edad, origen o capacidades.

“El urbanismo feminista es una herramienta que nos sirve para crear unas ciudades que sean inclusivas para todo el mundo”, sintetiza la concejala de Feminismos, Lorena Garrón, que recuerda que el urbanismo, “como otros apartados de nuestra sociedad”, está pensado “desde una perspectiva masculina sin ningún tipo de carga familar ni discapacidad”, con lo que nos encontramos “muchas barreras en ciudades y pueblos que dificultan la vida cotidiana de la mayoría de las personas”.

Una mayoría en la que la mujer, “a la que se le carga con las tareas de cuidados debido a un sistema patriarcal y machista”, tiene mucho que decir puesto que es ella la que suele acompañar a sus mayores o llevar a los menores en sus carritos; ella la que normalmente tienen que lidiar con aceras demasiado estrechas, demasiado altas; con barandillas demasiado inestables, con zonas de juegos demasiado pequeñas... “Aunque afortunadamente ya no somos las únicas que nos dedicamos a los cuidados, es una realidad que sí somos la mayoría”, razona Garrón. Vamos, que sí, que son ellas las que mejor pueden testar la accesibilidad de la ciudad.

“Es como aquella polémica por el cambio de las pasarelas de Cortadura... Pasarelas machistas... Y desde luego una pasarela no es ni deja de ser machista pero sí lo es su diseño si no está pensado para cubrir las necesidades de todo el mundo”, rememora Garrón que incide en que el urbanismo feminista “no deja a nadie atrás” y piensa en las personas con movilidad reducida, en los ciudadanos con problemas de visión, en los niños, “y en las jóvenes a las que le podemos facilitar la vuelta a casa de noche con caminos seguros, suficientemente iluminados y que tengan vida”, suma la edil que tampoco olvida al colectivo de personas sin hogar a los que el diseño urbanístico también puede aislar, exponer o acoger...

“Sabemos que cubrir todas estas necesidades es complejo pero creemos que la clave está en equilibrio, y para lograrlo pues hemos querido dar un primer paso con la organización de estas jornadas”, aduce la edil que adelanta que el trabajo resultante funcionaría de “previa” para un proyecto mayor que encabezaría la Fundación de la Mujer, “junto con otras delegaciones implicadas”, para implantar “esta visión del urbanismo feminista en toda la ciudad”.

Y es que Cádiz, “aunque es una ciudad pequeña y, en general, más accesible que otras grandes ciudades”, quedan “todavía bastantes barreras que eliminar”, un exceso de utilización del transporte privado en detrimento del transporte público, “que es lo que convertiría a la ciudad en más sostenible”, además de que haría falta recuperar “más espacios públicos” a través de la peatonalización aunque, reconoce, “se están dando muchos pasos en ese sentido”.

Precisamente, el objetivo de estas jornadas sobre urbanismo feminista es la de detectar sobre plano, y en la realidad de nuestras calles, los obstáculos que separan a Cádiz del ideal de ciudad accesible para todos.

Para ello, se ha invitado al Col. lectiu Punt 6 –una cooperativa catalana formada por urbanistas, arquitectas y sociólogas con más de 15 años de experiencia en el repensamiento de los espacios domésticos, comunitarios y públicos– para comandar las actividades que tendrán lugar en el ECCO con aforo libre y gratuito.

Así, el día 4 de noviembre, a las 18.00 horas, tendrá lugar el primer acercamiento teórico al urbanismo feminista –“qué es, qué persigue, para qué sirve...”– y a las 19.00 horas se expondrán diferentes proyectos y experiencias sobre urbanismo feminista en los que han trabajado este colectivo en diferentes puntos del país.

Una vez realizada la aproximación a los términos, el día 5 llegará la aplicación práctica a dos niveles. De esta forma, a partir de las 10.00 horas se trabajará en un taller donde, sobre el plano de Cádiz, “se analizará si la ciudad tiene un urbanismo diseñado para todos, qué barrios tienen más necesidades y qué se puede aportar desde el urbanismo feminista”, precisa que Garrón que informa de que la experiencia culminará con “una marcha exploratoria de un kilómetro en la que podremos comprobar los obstáculos reales y qué podríamos cambiar desde esta perspectiva de género”. Garrón precisa que esta marcha se realizará en un barrio concreto, el barrio del Mentidero.

Cualquier ciudadano se puede inscribir en la Fundación de la Mujer o a través del portal de transparencia del Ayuntamiento de Cádiz, aunque desde el Consistorio se ha invitado especialmente “a los técnicos de las delegaciones de Mujer, Urbanismo y Enseñanza, entre otras delegaciones implicadas, porque ellos serán luego los que tengan que trabajar con estos conceptos cuando comencemos con el proyecto para la ciudad”, explica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios