Cádiz

El censo de personas sin hogar contabiliza a 98 sintechos

  • La concejala de Asuntos Sociales, Ana Fernández, recuerda que se trata de una imagen que "no es exacta" por su movilidad

Una persona sin hogar duerme en un portal en Cádiz. Una persona sin hogar duerme en un portal en Cádiz.

Una persona sin hogar duerme en un portal en Cádiz. / Fito Carreto

El último censo de personas sin hogar, que coordinó el pasado 16 de noviembre la Delegación Municipal de Asuntos Sociales, ha dado como resultado que se entrevistaron en la ciudad a un total de 98 sintechos. La concejala del área, Ana Fernández, recordó sobre este estudio que "se trata de una imagen fija, que no exacta, dada las características de este grupo, que hay que tener en cuenta en las políticas de inclusión y de atención al colectivo".

45 voluntarios de diferentes asociaciones de la ciudad recorrieron sus calles aquella noche realizando diversos cuestionarios a las personas que se ven obligadas a dormir en la calle ante la falta de un techo. Fernández señaló que "el objetivo era llegar al máximo de personas posibles para tener la mayor información posible de este colectivo, desde el perfil que predomina en este colectivo a los recursos a los que acceden y las necesidades más urgentes que precisan".

Para realizar este censo de personas sin hogar, la ciudad se dividió en cinco zonas, trabajando en cada una de ellas diferentes colectivos para la elaboración de las encuestas y hacer el conteo de sintechos.

Fernández explicó que, tras recogerse los cuestionarios, "se está realizando un estudio detallado sobre el sexo, la edad y las circunstancias de cada persona, unos datos que se tendrán en cuenta y se presentarán a la Mesa de Personas Sin Hogar".

La concejala de Asuntos Sociales agradeció su participación y colaboración a los colectivos de la ciudad, que tienen como objetivo la mejora de la calidad de vida de estas personas "y que se han sumado a la elaboración de este censo".

Por otra parte, también se está realizando un estudio socio-sanitario de las personas sin hogar de la ciudad con el objetivo de mejorar la atención y los recursos que se ponen a su disposición. En este sentido, están participando en su confección cuatro beneficiarios del programa de empleo +30. En concreto, son dos diplomados universitarios de Enfermería, una trabajadora social y una educadora social, que, además de tener un papel observador para realizar el estudio, tendrán capacidad para actuar en aquellos casos que consideren necesario.

En otro orden de cosas, la concejala recordó que hasta el próximo 5 de diciembre está abierto el plazo para la presentación de ofertas a la construcción del nuevo centro de baja exigencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios