Cádiz

El tranvía, desbloqueado

  • El Ministerio de Fomento acude al rescate del proyecto estrella de la Junta: Renfe asumirá la explotación del servicio tranviario y los trenes podrán circular por la vía del tren hasta Cádiz

El tranvía, circulando por la calle Real de San Fernando en una imagen reciente, durante las pruebas dinámicas que viene acometiendo la Junta de Andalucía. El tranvía, circulando por la calle Real de San Fernando en una imagen reciente, durante las pruebas dinámicas que viene acometiendo la Junta de Andalucía.

El tranvía, circulando por la calle Real de San Fernando en una imagen reciente, durante las pruebas dinámicas que viene acometiendo la Junta de Andalucía. / román ríos

Renfe asumirá finalmente la explotación comercial del futuro tranvía de la Bahía de Cádiz que, además, tendrá autorización para circular por la vía del tren hasta la capital gaditana. Estas dos medidas, que vienen a desbloquear el que es sin duda el proyecto estrella de la Junta de Andalucía en materia de transporte público en la provincia, serán posibles gracias a la implicación fundamental del Ministerio de Fomento que dirige Íñigo de la Serna. Y el primer paso de este compromiso se dio ayer mismo, cuando la dirección de Renfe estampó su firma en el contrato de preexplotación comercial del tranvía. Renfe, no en vano, ha sido la única operadora que se ha presentado al concurso restringido que sacó la Junta de Andalucía para gestionar este servicio.

Esta medida encierra una especial relevancia ya que a partir de ahora Renfe aportará asistencia técnica, formación, seguridad y mantenimiento, entre otras cuestiones, a un proyecto de tranvía que desde hace casi nueve años, cuando empezaron las primeras obras del trazado en la calle Real de San Fernando, ha sido asumido siempre en solitario por la Junta de Andalucía.

Por tanto, serán los maquinistas de Renfe los que conducirán las unidades tranviarias y será aquí, en la comarca de la Bahía de Cádiz, donde la compañía nacional ferroviaria se estrenará en la explotación de un tranvía que, además, será el primero de carácter interurbano que funcione en España.

El propio ministro De la Serna confirmó en declaraciones a este periódico la implicación del Gobierno central en el proyecto del tranvía. "Nuestra idea es empezar a trabajar cuanto antes para dar el mejor servicio a los habitantes de la Bahía de Cádiz en coordinación con la Junta", dijo el titular de Fomento.

Una vez firmado este contrato de preexplotación, Renfe incrementará la formación específica de sus trabajadores de cara a operar las unidades tranviarias. Y sólo restará la firma del contrato de prestación de servicios, que está pendiente de negociación entre las dos administraciones públicas implicadas (Gobierno central y Junta de Andalucía) y que cristalizará cuando el servicio esté a punto de entrar en funcionamiento.

Al respecto, el ministro De la Serna indicó que los primeros usuarios podrán montarse ya en el tranvía "en torno a la primavera de 2018", aunque ello será posible sólo entre Chiclana y la parada del Río Arillo, a mitad de camino entre San Fernando y Cádiz. Habrá que esperar hasta el año 2019 para que, en una segunda etapa, el tranvía pueda llegar hasta la estación de ferrocarril de Cádiz, en la plaza de Sevilla, siempre según las previsiones que maneja el titular de la cartera de Fomento.

Este segundo paso se prolongará unos meses ya que previamente es preciso que la Agencia estatal de Seguridad Ferroviaria homologue las unidades tranviarias para que éstas puedan circular por la misma vía por la que discurren los trenes.

De concretarse todos estos plazos, se hará realidad lo vaticinado meses atrás por los responsables de la Junta, que apuntaban que mientras no pudiera circular el tranvía hasta la capital gaditana, los usuarios tendrían que hacer transbordo en la parada del Río Arillo para tomar allí el tren de Cercanías que los lleve o bien hasta la capital gaditana o bien en sentido contrario, es decir, hacia Puerto Real, El Puerto, Jerez o el aeropuerto. Estos transbordos, por tanto, podrían prolongarse durante varios meses, con las molestias que ello acarrerará al viajero.

La implicación de Renfe concretada en el día de ayer supone un gran alivio para los intereses de la Junta de Andalucía, una administración que puso en marcha este proyecto hace ya casi nueve años sin tener cerrada previamente esta colaboración con la compañía ferroviaria. En el caso de que Renfe -y por tanto el Ministerio de Fomento- no hubiera querido involucrarse, a la Junta no le hubiera quedado otra salida que limitar el funcionamiento de este medio de transporte entre San Fernando y Chiclana -sin tocar por tanto la vía del tren- e inventarse además una empresa pública que explotara el servicio.

Desde la Consejeria de Fomento siempre se ha dicho que el futuro del tranvía estaba supeditado a que pudiera llegar hasta Cádiz. Si ello no fuera posible, entendían que el servicio sería fácilmente deficitario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios