Contenido patrocinado

Los seguros de los coches eléctricos son más caros, pero ¿por qué?

Los seguros de los coches eléctricos son más caros, pero ¿por qué? Los seguros de los coches eléctricos son más caros, pero ¿por qué?

Los seguros de los coches eléctricos son más caros, pero ¿por qué?

El gobierno acaba de poner en marcha el Plan MOVES 2020 para reactivar las ventas de coches que han quedado muy perjudicadas tras la crisis del coronavirus. Por lo tanto, los conductores cuentan con generosas ayudas que, en el caso de los eléctricos, pueden ascender a 5.500 euros de subvención por la compra de un vehículo cero emisiones (100 % eléctrico), siempre que se den ciertas condiciones que te reseñamos a continuación.

Pero –como se suele decir– lo comido por lo servido, porque ¿sabías que, en el caso de los eléctricos, tu prima puede que te salga algo más cara? Te contamos las razones.

Lo cierto es que tras este encarecimiento encontramos una escasa oferta de talleres especializados en la reparación de esta clase de tecnología. Esta circunstancia propicia que trabajen con apenas competencia y ello les permite demandar unos precios más altos por sus servicios. Por este motivo, las aseguradoras, que deben asumir en muchos casos el coste de las reparaciones, se ven obligadas a exigir unas primas más elevadas. Pero se espera que en unos años proliferen los talleres especializados en la particular mecánica de estos vehículos. De esta manera,  el habitual juego de la competencia abaratará las tarifas y, por lo tanto, los seguros de coche también lo harán y disfrutaremos de las ventajas de un coche 100 % sostenible y económico.

También aspectos relacionados con la ciberseguridad o el alto coste de la reparación de las baterías (que puede suponer el 40 % del valor total del vehículo) favorecen que las compañías encarezcan las cuotas.

Así, un famoso comparador de seguros, ha resaltado que las pólizas a todo riesgo sin franquicia para coches eléctricos pueden llegar a ser hasta un 28 % más caras que las de los modelos propulsados por gasolina, aunque la equiparación entre ambas es paulatina. 

No obstante, muy pocos españoles parecen dispuestos a aprovechar la actual coyuntura de ayudas lanzada por el Ejecutivo para hacerse con un vehículo más sostenible. En este sentido, según el comparador de coches citado, el 40 % de los conductores reconoce que entre sus intenciones de compra no figuran los coches de estas características y siguen decantándose por los tradicionales.

Requisitos para tu nuevo coche

En el caso de que te hayas propuesto jubillar tu anterior coche, has de saber que –al menos– habrá de tener 10 años de antigüedad. El modelo que lo reemplace debe contar con unas emisiones de CO2 inferiores a los 120 gramos por kilómetro, que se eleva hasta los 155 en el caso de las furgonetas y disponer de una etiqueta de eficiencia energética A o B y C, ECO o CERO de la DGT.  

Además, el precio no puede superar los 35.000 euros para los turismos. No obstante, en el caso de los vehículos eléctricos o coches adaptados para personas con movilidad reducida, el presupuesto permitido asciende hasta los 45.000 euros.