EL PASEANTE

El secreto de la cerveza en directo

  • Los maestros cerveceros llevaron a cabo una muestra de cómo se elabora la cerveza artesanal. Jacobo Portillo, de Sevilla, realizó la demostración

Proponer algo distinto. Ésa es la principal motivación de Ricardo Reyes, excelente maestro cervecero que nos acerca al público gaditano la buena y artesanal cerveza. Ricardo cuenta cómo surgió la idea de traer al Mercado de Abastos de Cádiz al maestro cervecero del Mercado de Triana, Jacobo Portillo, de cervezas Taifa: "Fue una decisión espontánea, fruto de la amistad que nos une, nos vino a la mente que podíamos acercar a la gente cómo hacemos la cerveza artesanal, además queríamos concienciar a la gente de cuánta buena cerveza tenemos aquí en Cádiz". Según Ricardo, al ser Gades Beer una pequeña empresa pueden organizar este tipo de actos y ser flexibles en cuánto a la preparación, además por ello también se pueden hacer encargos a domicilio.

Con los gritos de fondo de "ánimo chavales" procedentes de los puestos colindantes, los maestros estuvieron preparando la demostración con mucho cuidado ante los ojos asombrados del público. Durante estos cuidadosos preparativos no fueron pocos los niños que se acercaban a mirar y decían ilusionados a sus padres: "Vienen a enseñarnos a hacer cervezas".

El maestro Jacobo mostraba a los interesados el proceso de elaboración y dejaba participar a los más curiosos. Dijo que "traía una parte de Triana a Cádiz". Declaraba que "todo viene de la pasión de tres emprendedores por hacer realidad un sueño, el de extender la cultura de la buena cerveza y fabricar la nuestra de forma 100% artesanal".

Ellos son los pioneros en establecer una microcervecería en un Mercado de Abastos, el de Triana en Sevilla.

Y es que a este equipo la pasión por la cerveza le viene desde niño, aunque confiesa que las primeras veces que las tomamos no estamos aún en grado de poder juzgar y apreciarla de verdad.

Conforme avanzaba la conversación más latente quedaba su amor por la profesión. Es por ello que muestra su desacuerdo con aquellos comerciantes y empresarios que regalan cervezas con un tapita. Esto, según el maestro, contribuye al desprestigio del sector de la cerveza puesto que, bien es cierto, estamos acostumbrados a pagar por un buen vino pero no por una buena cerveza. El gran trabajo que conlleva ha sido fruto del amor que este equipo de profesionales profesan por este mundo, para ellos denostado. "Cada momento tiene su cerveza", ésa es una de las perlas que dejaba Ricardo mientras conversaba en ambiente relajado con varios asistentes y periodistas.

Eran temas de conversación entre los asistentes el trato amabilísimo y cercano que mostraban en todo momento. Ha enseñado que tanto importancia como la cerveza tiene el vaso en el que se bebe. Por ejemplo las jarras con cuello cumplen una función, la de hacer que vuelva la espuma (que es antioxidante) a la superficie y así saborearla de nuevo. Es en este tipo de jarras donde se toma la cerveza de Los Barrios, la Kettal, que Ricardo recomienda por ser buena, refrescante y quita la sed. Relataba Ricardo la anécdota de cuando da a probar la cerveza esta cerveza a la gente y les encanta sin decírselo, porque según él, está comprobado que no la prueban. Una de las marcas más demandadas por los clientes es la Maier de Cádiz. Ricardo confiesa que los turistas quieren probar "la cerveza de aquí", más que las de su país de procedencia.

"Una experiencia a todos los niveles", son las palabras de uno de los chicos habituales de las catas que organiza Gades Beer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios