Hospital Puerta del Mar de Cádiz Denuncian el retraso de una operación de cáncer de mama por falta de camas y cirujanos

  • El hermano de una paciente asegura que ésta tuvo que irse del hospital dos veces sin operar

  • Según indican desde el Puerta del Mar, la intervención sólo se pospuso una semana y fue para garantizar la seguridad de la paciente

Un quirófano del Hospital Puerta del Mar. Un quirófano del Hospital Puerta del Mar.

Un quirófano del Hospital Puerta del Mar. / Joaquín Pino

La familia de una mujer que padece cáncer de mama denuncia el retraso de dos semanas en una operación programada en el Hospital Puerta del Mar para extirparle tres tumores, en la mama y la axila, por falta de camas de hospitalización y de personal sanitario.

En concreto, el hermano de la paciente cuenta que le llamaron para ingresar el martes 5 de noviembre y ser operada el miércoles 6 por la mañana. "Pero cuando ya estábamos allí, nos dijeron que no podían operarla porque no había camas; que voviéramos la semana siguiente. Y cuando fuimos el martes siguiente, tampoco pudieron operarla", afirma.

En esta ocasión, el motivo de la cancelación de la operación fue que faltaban médicos. "Nos dijeron que uno de los cirujanos estaba de vacaciones y a otro se le había acabado el contrato, por lo que en ese momento solo había un cirujano y no podía operar solo, así que tuvimos que irnos de nuevo a casa. Nos dijeron que volviéramos la semana siguiente, pero que fuéramos directamente el día de la operación a las siete y media de la mañana".

Ese día era este miércoles y cuando llegaron al hospital, se encontraron con el problema de que tampoco había camas disponibles. Según el hermano de la paciente, uno de los cirujanos habló con ellos para informarles de que estaba previsto darle el alta a alguna paciente, por lo que habría camas disponibles a lo largo de la mañana. "Hasta cerca de las diez no se quedó una cama libre y pudieron operar a mi hermana, que estaba esperando desde las siete y media. Cuando subimos a la habitación, todavía la estaban limpiando", relata este hombre, quien manifiesta su indignación "por el sistema y por la falta de medios en la sanidad pública, tanto materiales como de personal".

Desde el hospital aseguran que la intervención de esta paciente estaba programada para el 13 de noviembre, por lo que sólo se habría retrasado una semana. Añaden que al ver los profesionales la complejidad de la operación y que el cirujano que tiene experiencia en ese tipo de intervención no estaba el día que se había citado a esta paciente, decidieron posponerla una semana, hasta que llegara el cirujano y poder garantizar la seguridad de la paciente, y así se le comunicó a ella.

Respecto a la disponibilidad de camas de hospitalización, señalan que este miércoles estaba previsto que se dieran varias altas y se quedaran camas libres, algo que también se comunicó a la paciente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios