Cádiz

Una reflexión sobre una figura desconocida

La llegada del gobierno de coalición entre Podemos y Ganemos en 2015 trajo la creación de la concejalía de Memoria Historia, al frente de la cual se puso Martín Vila. En estos dos y medio de gestión se han activado convenios con la Asociación de Bebés Robados y con colectivos que buscan los restos de sus familiares asesinados tras el golpe militar del 18 de julio de 1936 y que fueron enterrados, la gran mayoría, en fosas comunes en el cementerio de San José. Iniciado ya el proceso de búsqueda de los restos de los supuestos bebés robados, la siguiente fase será la complicada recuperación de los restos de los republicanos fusilados.

Junto a ello, la concejalía encargó a un grupo de técnicos la elaboración de un estudio sobre el cumplimiento en Cádiz de la Ley de la Memoria Histórica, a fin de retirar del nomenclátor los nombres que se puedan ver afectados por la misma así como otros elementos existentes en la ciudad, desde plazas, dibujos o el propio busto de Ramón de Carranza existente en el acceso al despacho de la Alcaldía en el Ayuntamiento.

Tras retirar el grabado de Juan Luis Vassallo de la fachada del colegio público Santa Teresa, con simbología falangista, el gobierno ha propuesto, y el pleno municipal aprobado, el cambio del nombre de la avenida de Ramón de Carranza, alcalde durante la dictadura de Miguel Primo de Rivera y durante el primer año transcurrido tras el golpe del 18 de julio de 1936.

En este proceso de eliminación de las referencia al que fuera titular de la Alcaldía, el Ayuntamiento ha chocado con su deseo de eliminar también el nombre del estadio de fútbol denominado, desde su inauguración en 1955, Ramón de Carranza.

Frente a la posibilidad de una decisión directa del Ayuntamiento, como propietario del equipamiento, se ha optado por la celebración de una consulta ciudadana para elegir nuevo nombre. Pero si el cambio de referencia de la avenida será inmediata, lo referido al estadio no tiene fecha. En este sentido, Martín Vila indica a Diario de Cádiz que es necesario un periodo de "pedagogía" para que el conjunto de la ciudadanía conozca "la verdadera historia de Carranza y su relación con el golpe militar del 18 de julio" y todo lo acontecido posteriormente. Reconoce el edil que es una figura apenas reconocida por los vecinos, más allá del nombre del estadio o del trofeo futbolístico. "Vamos a realizar todo este proceso paso a paso. Primero que los gaditanos vean quién fue y lo que hizo y después adoptar las medidas" que ya se prevén dentro de la Ley de Memoria Histórica.

Sí se va a mantener el retrato de Ramón de Carranza en la galería de alcaldes que hay en el Ayuntamiento de Cádiz, aunque en el mismo se especificará que no fue elegido en una elección democrática y sí impuesto por una dictadura. Lo mismo va a pasar con el resto de los alcaldes retratados en la misma galería y que ejercieron su labor durante la dictadura del general Franco o en la etapa de Miguel Primo de Rivera. Sí se guardará en otras dependencias municipales el busto de Carranza de Vassallo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios