Cádiz

"No queremos mandar ni ser más que los alcaldes"

  • Los secretarios, tesoreros e interventores de la administración local celebran en Cádiz su congreso con la reforma local de fondo

Comentarios 2

Eulalio Ávila Cano es presidente de Cosital (Colegio Oficial de Secretarios, Interventores y Tesoreros de la Administración Local) que celebra ayer y hoy su congreso nacional en Cádiz. Ávila acaba de salir de la conferencia de Manuel Arenilla en la que se ha desgranado el proyecto para la reforma de la Ley de Régimen Local que ha causado muchos comentarios entre los miembros de su colectivo.

-¿Qué es lo que más le preocupa de este proyecto?

-Hay dos cosas. Una es que estando de acuerdo el Ministerio, la FEMP y nosotros en determinados puntos como por ejemplo la atribución de las competencias en las ofertas de empleo y de selección al Estado, esto no se recoja en el anteproyecto de Ley. Por otro lado, se están atribuyendo responsabilidades directas a los interventores por ejemplo en el envío de cierta información exhaustiva mensual, trimestral y anual al Ministerio de Hacienda que requiere una actividad extraordinaria y más gente y además los interventores son los responsables directos si no se hacen esos envíos. Sin embargo, no tenemos responsabilidad ni la queremos tener para ver qué gente tenemos a nuestro servicio. Ahora mismo está prohibido por ley el reclutamiento de nuevo personal.

-Dice que les falta personal para asumir esas nuevas competencias, pero ya parten de una situación muy complicada.

-Partimos de una situación que no es deseable. Ahora mismo hay una vacante de habilitados en el 35% de las plazas. El traspaso en 2007 de las competencias de selección a las comunidades autónomas ha supuesto que en este tiempo no se haya convocado ni siquiera un tercio de las que hacía el Estado.

-¿Se les considera elementos sospechosos por parte de los políticos y más en tiempos de crisis como estos en los que hay que medir hasta el último euro?.

-Hay algunos alcaldes que creen que se está produciendo una especie de invasión de la Administración del Estado en los ayuntamientos. Se nos dice incluso que somos los hombres del ministro en los ayuntamientos cuando lo que realmente ocurre es que nuestra obligación es que se cumpla la ley sin que eso signifique nada más. Esto ha dificultado la relación con algunos alcaldes pero quiero dejar claro que nosotros no nos sentimos ni queremos ser representantes de nadie.

-El plan de proveedores ha traído consigo unos planes de saneamiento en las administraciones locales y hay que mirar hasta las últimas consecuencias cualquier euro que se gaste. ¿Esto también es un elemento de fricción?

-El control económico interno de las instituciones públicas, e incluso de las privadas, no es coyuntural, más bien debe ser una cuestión permanente. Seguramente en Lehmann Brothers no se hubiera ido a la quiebra si hubiera habido los controles internos adecuados.

-¿No creen que tienen mucha responsabilidad y poco poder porque sus informes ni siquiera son vinculantes?

-Tampoco queremos que nuestros informes sean de obligado cumplimiento. No queremos mandar ni ser más que los alcaldes. Nuestra función es asesorar con objetividad e imparcialidad y lo que queremos es que el Estado nos lo garantice.

-¿Y no es difícil tenerla cuando muchas de las plazas no están ocupadas por habilitados del Estado sino por personal interino de los propios ayuntamientos?

-Es un personal interino que hace sus funciones dignamente pero evidentemente no tiene la misma cualificación que los habilitados estatales. Son puestos difíciles, de mucha responsabilidad y lo desarrollan como buenamente pueden. Esto es una preocupación que ha reflejado ya el Tribunal de Cuentas y por eso pedimos que sea el Estado el competente. La situación de las personas que están con carácter interino es más complicado para mantener la objetividad e imparcialidad.

-La Constitución de Cádiz es la del municipalismo y la que refleja por primera vez la figura de los secretarios y los depositarios. No es casualidad que el Congreso se celebre en Cádiz.

-Claro que tiene ese motivo. La Constitución de Cádiz es la única que contiene el listado de las competencias de los municipios. Ya no tenía que ser una ley la que estableciera las competencias. Esto desgraciadamente no lo siguió ninguna otra de las aprobadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios