Fran González | Delegado del estado en la Zona Franca de Cádiz “No, no puedo hablar de resucitar porque nunca me he considerado muerto”

  • Su fulgurante ascenso ha estado rodeado de sorpresa y cierto recelo dentro de su partido, el PSOE

  • El ex candidato a alcalde de Cádiz llega con ganas de demostrar y dispuesto a dialogar con todo el mundo desde el minuto uno

Fran González,en la hemeroteca de Diario de Cádiz, durante la entrevista

Fran González,en la hemeroteca de Diario de Cádiz, durante la entrevista / Jesús Marín

–¿A qué viene este cambio en la cúpula de la Zona Franca de Cádiz a pesar de una gestión tan aseada como la de Victoria Rodríguez?

–Yo entiendo que después de las elecciones de noviembre hay criterios que introduce el nuevo gobierno en lo referido a cambios en la gestión al frente de los distintos organismos. Creo que la gestión que ha hecho Victoria ha sido impecable, pero habrá otros criterios para dar nuevos impulsos o para introducir en este momento otros proyectos, otras iniciativas. Los que estamos en política sabemos que un día te nombran y otro día nombran a otra persona. Estamos a disposición del Gobierno que en este caso es el que ha tomado la iniciativa.

–¿Y cree que su llegada era necesaria para darle otro impulso a la institución?

–Entiendo que hay otros criterios en los que se ha planteado distintas opciones o posibilidades y en ese sentido he asumido el compromiso desde el reto de continuar en la misma línea e intentar buscar nuevas líneas y nuevos impulsos para la zona franca.

–¿Cómo es su relación actual con Victoria?

–Bien, como cualquier otra compañera. En el traspaso de poderes hemos compartido las reflexiones que en su día se tuvo en Zona Franca cuando hubo ese cambio de Gobierno y entra dentro de la lógica de un partido cuando se nombra a distintos compañeros

–Tras su debacle electoral se queda prácticamente en el paro. ¿Cuándo le pasa por delante esta nueva oportunidad?

–Yo me pedí un tiempo para estar tranquilo . Luego me plantearon la posibilidad de estar en el Congreso a nivel del grupo parlamentario ayudando y participando de los trabajos que se hacen allí y este es un planteamiento que a mí se me traslada y no sé decirle una fecha. Es en un momento en el que se buscan distintos perfiles como ha podido pasar en otras. Creo que todo esto responde más a un criterio de Gobierno que a criterios personales.

Fran González posa para el fotógrafo de Diario de Cádiz, tras su nombramiento al frente de Zona Franca Fran González posa para el fotógrafo de Diario de Cádiz, tras su nombramiento al frente de Zona Franca

Fran González posa para el fotógrafo de Diario de Cádiz, tras su nombramiento al frente de Zona Franca / Jesús Marín

–¿Cómo es la Zona Franca que le deja Victoria en herencia?

–Es una Zona Franca que ya conocía porque en ese sentido yo estuve varios años como vocal municipal representante del Ayuntamiento de Cádiz. Somos conscientes de que hay una situación de complejidad, sobre todo respecto al tema económico, proyectos para Zona Franca que necesitan buscar inversiones. Victoria y todo su equipo llevó a cabo la reestructuración de la deuda y de la situación económica y eso ahora nos permite ver la luz. Creo que es una oportunidad.

–¿Y todo esto representa la resurrección de Fran González?

–No, no puedo resucitar porque nunca me he considerado muerto si es a eso a lo que se quiere referir alguien. Si bien es cierto que uno en política va atravesando distintas etapas. La etapa municipal fue una etapa que ya había cerrado y en ese sentido ahora se me abre una nueva etapa que creo que es positiva al estar al frente de una institución como es la Zona Franca, algo que te posibilita trabajar y pelear en lo que uno cree y luchar por remover obstáculos y poder construir y crear iniciativas que redunden en un interés social y económico para la provincia. Por eso lo veo como etapa distinta y apasionante, con un cambio de registro. La etapa en la oposición en el Ayuntamiento de Cádiz fue muy complicada sobre todo en los últimos años. Por lo tanto creo que esto ahora permite desarrollar otras inquietudes desde un punto de vista político y con un tono mucho más positivo.

–¿Cómo fue su reencuentro con Irene García, alguien que celebró su debacle electoral en San Antonio?

–Tendría que preguntarle a ella. Yo, como representante del Estado para la Zona Franca hemos pedido encuentros con los máximos representantes institucionales. Creo que la Zona Franca tiene que mostrarse como una institución que colabora y que construye proyectos con otras administraciones. En ese sentido es una compañera más en el partido y es la secretaria general provincial. Por mi parte siempre he estado en disposición de colaborar. Todo lo demás son cuestiones a las que soy ajeno y no entro ni voy a entrar.–Pero no creo agradable sentarse frente a frente de nuevo con alguien que le ha deseado lo peor...–Siempre he entendido que entre compañeros las cuestiones internas deben quedar dentro. Nunca he hecho ninguna manifestación pública respecto a cuestiones internas del partido. Hay otros que sí lo hacen y tendrán que responder ante el partido. Y como te imaginarás, uno se siente siempre mucho más cómodo con los compañeros del partido que con adversarios de otra formación política. Pero yo estoy más por construir y por pasar página de esa etapa municipal y yo estoy ahora en otra etapa política.

–¿Nos da la dirección del lugar donde ha estado de retiro espiritual para llegar con ese talante y con ganas de pasar página?

–Ha sido un año o año y pico sin estar en una actividad pública desde el punto de vista de la ciudad o de la provincia de Cádiz y en ese sentido puedo decir que el tiempo lo cura todo. Yo tenía que hacer lo que hice en el Ayuntamiento, con mis luces y mis sombras, como portavoz y como concejal en la oposición en la fiscalización del equipo de gobierno y reivindico todo lo que pude hacer, tanto lo bueno como o malo o los aciertos y errores. Pero una vez que ha pasado esa etapa mi intención es aportar lo mejor de mí mismo al frente de una institución como la Zona Franca. Se abre una etapa y creo que no es bueno mirar para atrás ni para coger impulso.

–¿Y el reencuentro con Kichi? Con él la relación tampoco fueron precisamente buenas

–Creo que las discrepancias en política tienen que quedar en eso, en el debate y en la reflexión. He escuchado que había una mala relación. Creo que en lo personal esa relación no es mala. Cuestión distintas es que él defiende un modelo y yo defiendo y represento a otro modelo que es el del Partido Socialista y cuando ha habido necesidad de llegar a acuerdo, hemos llegado. Yo siempre lo he reivindicado. El único presupuesto que ha habido hasta hace muy poco fue el que acordamos en 2018. Un solo presupuesto en cinco años, por lo tanto sí hubo posibilidad de acuerdo precisamente para regenerar el Ayuntamiento y en eso sustentamos nuestra conversación en la que hicimos un recorrido por muchas iniciativas y cuestiones que teníamos que tratar, sobre todo por el bien de la ciudad. Creo que hay una cierta cordialidad que creo que terminará dando sus frutos desde el punto de vista de ser capaces de sacar adelante proyectos comunes.

–¿Se alegró el otro día cuando le tumbaron su propuesta de suspender las licencias de viviendas turísticas?

–Yo nunca me alegraré de los desencuentros. Yo siempre defiendo el acuerdo y la capacidad de diálogo. Posiblemente el problema que hubo en anteriores legislaturas fue la falta de diálogo, por lo tanto prefiero reivindicar los diálogos y los entendimientos. La Zona Franca, como institución, está llamada a hacer muchas cosas y necesita de la colaboración de distintas administraciones, gobierne quien gobierne sea del color político que sea y esté la persona que esté. Creo que habrá objetivos concretos que se van a conseguir. Estoy convencido.

–¿A pesar del modelo de ciudad, de negocio y de empresa que ellos defienden?

–Pero es que no se trata del modelo de ciudad que defiendan unos u otros. La Zona Franca tiene una serie de proyectos comprometidos como es la Zona Base o el desarrollo del polígono exterior en la que sí o sí tenemos que ir de la mano con otras administraciones. Hay muchos proyectos que son proyectos de ciudad y que tienen que quedar aparcados los distintos modelos o las cuestiones ideológicas. Siempre he defendido que tenemos que volcar en una mesa todas las cosas que nos unen. Los desencuentros, incluso, hay que pactarlos y creo que en el caso de los proyectos de Zona Franca son mínimos los desencuentros que tenemos y, por lo tanto, vamos a centrarnos en lo que podamos sacar hacia delante.

–¿Con una crisis como la actuales razonable plantear ahora el desarrollo del polígono exterior?

–Creo que no es necesario sino obligado. Están las instalaciones sobre la antigua Ibérica Aga, pero también están los talleres de Pastoriza. Este miércoles se aprobó en el comité ejecutivo la permuta de uno de los espacios con un privado precisamente para que Zona Franca siga siendo el propietario mayoritario y tire de esa reordenación. Pero quiero aprovechar esta entrevista para dejarlo claro porque, incluso yo mismo como gaditano y a lo mejor desde el desconocimiento no asumimos. En el polígono exterior la Zona Franca sólo ostenta un 7,8 de su propiedad. Eso es una minoría respecto a unos multipropietarios, que no siempre es fácil ponerlos de acuerdo. Creo que vamos en buena dirección.Eso en época de pandemia creo que no sólo es necesario sino que es obligado porque se trata de generar condiciones para que cuando potenciemos la visibilidad de los activos que hay dentro y fuera de la Zona Franca podamos mostrarle espacios que les sirvan para instalarse inmediatamente.

–El anuncio de su nombramiento vino acompañado de una campaña de anónimos que consideraban que usted no estaba preparado para este puesto.

–No puedo entrarle a ningún tipo de anónimo ni historia similar porque realmente no sé quiénes son y usted comprenderá que si estoy manteniendo un discurso basado en positivo, no voy a entrar en estas historias.–¿Pero se siente ahora que, de alguna manera, tiene que demostrar algo dentro del partido?–Creo que siempre he tenido que demostrar algo porque a mí nadie me ha regalado nunca nada. Creo más en el fruto del esfuerzo y del trabajo. Ni me siento más presionado ni menos., Creo que las personas que tenemos la responsabilidad de ser representantes públicos tenemos que estar las 24 horas al pie del cañón.

–Por cierto, ¿tiene usted acabado Derecho?

–Lo he dicho siempre claro. Nunca he ocultado que no terminara la carrera de Derecho. Otros a lo mejor se han visto en la necesidad de falsear sus currículos, pero yo prefiero ir siempre con la verdad por delante. Creo que aunque tenga sólo 38 años tengo ya un bagaje en la gestión pública y al frente de la organización política como para tener que ser ahora juzgado por un anónimo.

–¿Descarta su vuelta a San Juan de Dios como candidato?

–En la vida nunca se puede descartar nada, pero sí le digo con claridad que yo no me voy a presentar a ningunas primarias de dentro de mi partido para ser candidato en el Ayuntamiento de Cádiz.

–¿Tiene algo que ver esta Zona Franca con la de Rodríguez de Castro?

–No, porque eso que ocurrió con Rodríguez de Castro manchó el buen nombre de la Zona Franca y de todos sus trabajadores. Al final no dejó de ser una gestión muy oscura de la Zona Franca. Ya todo eso quedó ya muy lejano y ahora la Zona Franca está en proyectos más positivos que yo creo que son con los que la ciudadanía se va a quedar.

–¿Es buen momento para convocar un Congreso Provincial y plantarle cara a la actual Dirección?

–Ahora no es momento de hablar de procesos orgánicos. Creo que la situación sanitaria que estamos viviendo en este país es de tal envergadura y tal índole que el que quiera jugar ahora a confrontaciones internas se equivoca y yo lo que quiero es construir cosas y crear proyectos que sirvan para mejorar la vida de los ciudadanos. Los temas internos de mi partido están perfectamente reglados . Creo que es la organización más transparente en ese sentido. Por lo tanto, cuando se abra el calendario, que cada uno corra y se sitúe donde quiera pero yo, en estos momentos, estoy muy centrado en lo que estoy. hablar de resucitar porque nunca me he considerado muerto”

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios