Cádiz

Las protestas de los vecinos paralizan la adjudicación de la carpa de Carnaval

  • El Ayuntamiento estudiará las alegaciones al pliego de condiciones presentadas por la AVV Cádiz Centro

  • Esta decisión motivó que se suspendiera ayer la mesa de contratación

Miembros de la asociación de vecinos Cádiz Centro acompañados por representantes de otras entidades vecinales, en el Ayuntamiento. Miembros de la asociación de vecinos Cádiz Centro acompañados por representantes de otras entidades vecinales, en el Ayuntamiento.

Miembros de la asociación de vecinos Cádiz Centro acompañados por representantes de otras entidades vecinales, en el Ayuntamiento. / Germán García

Comentarios 17

El Ayuntamiento estudiará las alegaciones al pliego de condiciones para la licitación de la carpa de Carnaval presentadas por la asociación de vecinos Cádiz Centro, una decisión que motivó que se suspendiera ayer la celebración de la mesa de contratación para la adjudicación de la carpa.

Estas alegaciones persiguen la "defensa de los derechos de los vecinos ante la pretensión de situar, de nuevo, en el año 2018 las carpas en Carnaval en el Muelle Ciudad", según recoge el texto elaborado por la entidad vecinal, que fue registrado en el Consistorio el pasado 2 de enero.

La AVV pide otra ubicación para la carpa y que se cumpla la ley respecto al sonido

El escrito hace referencia a otro remitido al alcalde por la propia asociación Cádiz Centro el día 1 diciembre de 2017, en el que se exponían los graves perjuicios para los vecinos de esa zona de la ciudad si se instalaba la carpa en el Muelle Ciudad, y se instaba a buscar otra ubicación "no gravosa o menos gravosa para los residentes de Cádiz en lo que respecta a contaminación acústica". Además, proponían como alternativa la instalación de la carpa en el Muelle Pesquero, como sugirió el presidente de la Autoridad Portuaria en una reunión con representantes de esta asociación de vecinos.

Estas demandas de la AVV no se han tenido en cuenta en el pliego de condiciones, un documento que según indican desde la entidad, "está dando amparo a la realización de actividades que contravienen la normativa vigente, lo que claramente supone una ilegalidad, a la vez que supone un grave perjuicio para los vecinos cercanos al lugar donde quiere ubicarse la carpa".

El principal punto conflictivo para Cádiz Centro es el nivel de sonido permitido por el Ayuntamiento en el pliego y la exposición prolongada de los vecinos a ese elevado sonido que se pretende autorizar, algo que ya motivó en años anteriores las quejas de los ciudadanos que residen en los alrededores del Muelle porque los días que estuvo instalada la carpa apenas pudieron dormir por las noches.

Y es que el pliego de condiciones fija en 105 decibelios el límite permitido para el nivel del sonido emitido por la carpa, una cifra que supera a la permitida por la normativa estatal, autonómica y local. En este sentido, las alegaciones recogen varias leyes y decretos, además de la Ordenanza Municipal para la Protección del Ambiente Acústico para la Ciudad de Cádiz, que en su artículo 47 sobre Actividades en locales al aire libre, señala que "cuando el nivel sonoro de emisión sea superior al 90 dBA, los equipos de reproducción sonora deberán instalar un limitador controlador". Apuntan que este límite de 90 decibelios también se recoge en el PGOU (norma superior a la Ordenanza Municipal).

Exponen asimismo los efectos nocivos sobre la salud de la contaminación acústica y la "lesividad de los ruidos superiores a 90 dBA", por lo que desde la AVV consideran que la autorización de niveles superiores de sonido supone una "desconsideración total hacia la salud de los trabajadores de la carpa, los usuarios (vecinos y visitantes) y población de la zona afectada".

Las alegaciones remarcan que, además, se pretende autorizar una exposición prolongada a este ruido, ya que la autorización sería por 11 días, afectando a todas las noches del 8 al 18 de febrero (ambas incluidas), la mayoría hasta las siete de la madrugada. Asimismo, destacan que en el pliego no se determina la hora de apertura de la actividad de la carpa, por lo que "se está infringiendo la obligatoriedad de fijar el horario de la actividad, que no lo determina solo la hora de cierre, sino también la hora de apertura" y posibilitaría que esté abierta las 24 horas del día.

Las alegaciones señalan también que al permitir al ganador de la licitación superar los límites sonoros que establece la normativa vigente, se le está dando un trato de privilegio que el Ayuntamiento no tiene capacidad legal de otorgar. "La tolerancia por parte de los ayuntamientos, apoyándose en la excepcionalidad, de contaminación acústica, está ya desde hace años puesta en cuestión y condenada por los tribunales", concluyen.

Por todo ello, la AVV Cádiz Centro solicita en el documento la anulación del pliego de licitación "por contenido contrario a la normativa" y que no se instale la carpa de Carnaval en el Muelle Ciudad "a fin de no dañar los derechos de los vecinos, dada las características de las actividades pretendidas, su intensidad y duración". En el caso de que el Ayuntamiento decida instalar la carpa allí, pide que se elabore un nuevo pliego de licitación que se ajuste a la legalidad vigente y, en definitiva, "un proceder de esa administración para hacer compatibles las actividades recreativas y de ocio del Carnaval con los derechos básicos de los ciudadanos".

Miembros de la AVV Cádiz Centro, acompañados de vecinos de la zona y representantes de otras asociaciones de vecinos, acudieron ayer al acto público de la mesa de contratación que finalmente se suspendió. El portavoz de Cádiz Centro, Francisco Gómez, quiso aclarar que con estas alegaciones no se están oponiendo al Carnaval, "solo estamos pidiendo que las fiestas se realicen sin perjudicar a los residentes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios