Cádiz

Hacia una peatonalización total

  • El Ayuntamiento va a peatonalizar las calles que conectan las principales plazas del interior del casco histórico durante la próxima Navidad

  • El proyecto se une al de Plaza de España

Un cartel reclamando la peatonalización de la calle Rosario, en una imagen de archivo. Un cartel reclamando la peatonalización de la calle Rosario, en una imagen de archivo.

Un cartel reclamando la peatonalización de la calle Rosario, en una imagen de archivo. / lourdes de vicente

Comentarios 2

Cuando la ciudadanía parecía haber asumido que la peatonalización en el casco histórico había alcanzado su punto máximo; cuando todo hacía indicar que no existe ya una calle más que pueda ser liberada del tráfico, el actual equipo de gobierno ha decidido apostar fuerte por favorecer el tránsito de personas y no de vehículos por el entramado callejero del centro de la ciudad. Es lo que se está haciendo en muchos sitios, es lo que se reclama en Europa. Y Cádiz aspira a subirse al tren de la peatonalización, con el objetivo a largo, larguísimo, plazo de tener un casco histórico totalmente liberado de tráfico.

El proyecto de la plaza de España ya avanzado por el Ayuntamiento y en el que se sigue trabajando ha sido el espacio sobre el que este debate de la peatonalización ha girado en los últimos meses. Hasta que la asociación de comerciantes Cádiz Centro se ha plantado en el Ayuntamiento con una propuesta ambiciosa pero interesante de peatonalizar distintos trayectos en la próxima campaña de Navidad. Una especie de prueba piloto que determine luego si efectivamente se puede trabajar en esa línea y ampliar el entramado peatonal, que según los comerciantes sería muy beneficioso para ellos (y para la hostelería y el ocio en general).

La idea es que esta peatonalización experimental empiece a mediados de diciembre

El objetivo de esta última apuesta por la peatonalización es eliminar el tráfico en aquellas zonas de tránsito entre las principales plazas del centro (San Juan de Dios, Catedral, San Francisco, Mina, San Antonio, Candelaria y Libertad). Esto implicaría que serían peatonales recorridos hasta ahora muy transitados como el que va de Canalejas a Candelaria, por Rubio y Díaz; de Plaza de España a Antonio López (por Beato Diego y San Pedro); o la zona de la Cruz Verde.

Estos son algunos de los ejemplos sobre los que están trabajando ahora en el Ayuntamiento, con el objetivo de generar "corredores peatonales y seguros entre plazas que son el principal foco de tránsito comercial y de ocio", tal y como explica el teniente de alcalde de Movilidad, Martín Vila.

Varias son las delegaciones municipales que están analizando estas propuestas, que en todo caso -quiere remarcar el concejal- respetarán las zonas de carga y descarga o el acceso y salida de los garajes. "En todo momento garantizaremos el uso de los garajes o el paso de los servicios de emergencia, lógicamente. Los vecinos tendrán blindada su seguridad y sus derechos", aclara Vila.

En el caso de las zonas de carga y descarga, se está planteando la posibilidad de reducir al máximo su horario, para que al final esta labor necesaria para el comercio o la hostelería no sea perjudicial para el desarrollo de ambas actividades y el fin último de la medida, que es impedir el tráfico en una serie de calles. Además, se está trabajando en medidas paralelas para impedir los efectos negativos que pudiera tener esta peatonalización; entre otras, el concejal refiere la habilitación de bolsas de aparcamiento en la periferia del casco histórico para facilitar la llegada de personas de la Bahía que opten por viajar en sus propios vehículos, o la mejora del transporte público urbano e interurbano, para lo que se van a entablar conversaciones con el Consorcio Metropolitano de Transportes y con la empresa Tranvía.

Una vez esté concretada la propuesta de peatonalización, el equipo de gobierno tiene previsto trasladarla a los propios comerciantes, "con quienes compartimos intereses", indica el teniente de alcalde, y a los vecinos, para que tengan la información de primera mano o puedan plantear algún matiz o cambio.

En principio, el Ayuntamiento baraja que esta peatonalización se activaría a mediados de diciembre, finalizando tras el día de Reyes. Y lo importante llegaría a partir de entonces, porque tras la campaña de Navidad será cuando se analice cómo ha transcurrido esta medida experimental; cómo se ha comportado un casco histórico gaditano con menos incidencias de tráfico; cómo ha influido en el tráfico del resto de la ciudad; cómo lo valoran comerciantes y vecinos. "En otros municipios donde se han hecho experiencias similares suele resultar muy beneficioso", apunta Martín Vila.

Si el 'experimento' navideño recibe un aprobado en enero, todo hace indicar que la peatonalización de esos recorridos señalados en el interior del casco histórico se llevará a cabo de manera inminente.

Por tanto, en la ciudad donde parecía que la peatonalización no podía avanzar ni un adoquín más, en un espacio de tiempo no demasiado largo será peatonal la Plaza de Argüelles y de España y diversas calles del interior que conforman los recorridos que conectan las principales plazas. Todo ello sin olvidar las obras que van a comenzar de manera inminente en Fragela y en el entorno de la escuela de Empresariales (antiguo Hospital de Mora), donde también el tráfico va a ser eliminado.

"Nuestro programa de gobierno, tanto de Ganar Cádiz como de Por Cádiz Sí Se Puede, recogían medidas tendentes al cambio de modelo en este sentido, y el futuro será la peatonalización total del casco históricos, como ocurre en otras localidades de España y del extranjero que van avanzados hacia entornos más amables. Cádiz tenía que dar el paso en esa tendencia", explica Martín Vila. Y el camino ya ha empezado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios