Cádiz

A paso ligero la demolición de los cuarteles de Varela

En los terrenos de los cuarteles se ubicará el nuevo mercado de San Severiano.

En los terrenos de los cuarteles se ubicará el nuevo mercado de San Severiano. / archivo diario de Cádiz

Esde hace dos días la piqueta está devorando los edificios del cuartel General Valera y las tareas marchan a paso ligero. Excavadoras y camiones están participando en estas operaciones. Durante el primer día la demolición acabó con todas las edificaciones bajas del acuartelamiento y ayer ya empezaron a actuar con los edificios más grandes. El edificio principal será el último en ser demolido. Las toneladas de escombros que se prevén sacar del solar de los cuarteles serán vertidas junto a Puerto Fortuna, en la Zona Franca. Se cree que la demolición de los edificios terminará en poco más de una semana y los desescombros en dos meses.

Las cornetas ya no suenan al alba ni al crepúsculo, pero desde hace dos días en el cuartel General Varela se trabaja de sol a sol, si bien la tarea es bien distinta a los cometidos anteriores.

El cuartel se verá reducido a un inmenso solar de 46.000 metros cuadrados

El cuartel de la Avenida, como se le conoce en Cádiz, se verá reducido en unos dos meses a un inmenso solar de 46.000 metros cuadrados en el que los urbanistas ya tienen todo previsto para convertirlo en zona de expansión de la ciudad agotada. Atrás quedarán miles de vivencias protagonizadas por un número aún mayor de españoles que prestaron su servicio militar en este cuartel que dejarán paso a las de los que pueblen estos terrenos en pocos años.

El fuerte viento de Levante y el calor no impidieron que las excavadoras trabajaran a destajo para echar abajo los edificios del cuartel. Unos diez vehículos, entre máquinas excavadoras y camiones, realizarán el trabajo de demolición y desescombro durante los dos meses de plazo que tiene la empresa adjudicataria para su ejecución.

Durante el primer día de trabajo las máquinas acabaron con la mayoría de las construcciones con las que contaba el cuartel. Ya cuando uno se acerca hacia el acceso trasero de la que fue plaza de armas Coronel Sánchez Ramos-Izquierdo, pueden verse los efectos devastadores de las excavadoras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios