Barrios de Cádiz

El paseo de Astilleros se pasa de verde

  • Las hierbas proliferan en lugares inusuales y al borde marítimo le hace falta una buena limpieza

Hierbas en un noray del paseo de Astilleros.

Hierbas en un noray del paseo de Astilleros.

El verde de los parques del barrio de Astilleros parece haberse extendido al paseo. Las lluvias de los últimos meses han hecho crecer las hierbas por doquier por todos los lugares hasta ofrecer un paisaje descuidado. Husillos, los bajos de todos los bancos de piedra, los norays, las fuentes y las farolas lucen hierbas. “Parece una cuestión de competencias entre la empresa de limpieza y la delegación municipal de Jardines. Y así sale perjudicado el barrio”, comenta el presidente de la Asociación de Vecinos de Astilleros, José Gaviño. Las hierbas “llevan mucho tiempo sin cortarse, no se desbroza todo lo que se debiera”.

Incluso en la continuación de este paseo, al inicio del de la avenida de la Bahía, justo a la altura del Club Deportivo Viento de Levante, ha crecido un arbusto desde las piedras.

Las fuentes también han criado hierbas. Las fuentes también han criado hierbas.

Las fuentes también han criado hierbas.

El dirigente vecinal asegura que la zona no tiene problemas con la limpieza, pues “los baldeos son periódicos”. Ni con el cuidado de los jardines, pero el paseo sigue siendo una asignatura pendiente. “No están repuestas todas las barandillas metálicas que se han roto y en algunos casos se han sustituido por una valla amarilla de obra”, lamenta Gaviño. El presidente de los vecinos reconoce, sin embargo, que “la ciudadanía no es capaz de conservar” estos elementos del mobiliario urbano.

El vandalismo es una constante en este barrio. Y es que han sido numerosas las ocasiones en las que el Ayuntamiento se ha visto obligado a reparar las barandillas de protección para evitar la caída de ciudadanos al mar.

Hierbas bajo un banco del paseo. Hierbas bajo un banco del paseo.

Hierbas bajo un banco del paseo.

Astilleros continúa sin despegar pese a ser el barrio más joven de la ciudad. Le sigue pesando la falta de aparcamientos y en los últimos años ha vivido un considerable número de cierres de locales comerciales, marchándose todas las grandes firmas que se ubicaron al principio, varias de ellas de Inditex, Un barrio que tanto prometía comercialmente al socaire del centro comercial de El Corte Inglés y del segundo puente se ha quedado con escasos negocios aparte de los establecimientos alimenticios de primera necesidad y los bares. También ha perdido casi todas las sucursales bancarias con las que contó desde el principio. Queda tan solo el Banco Santander cuando llegó a tener BBVA, La Caixa, Unicaja y Cajasur.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios